(CNN) - El número de personas que enfrentan inanición en Yemen podría aumentar a 12 millones, mientras el conflicto se intensifica alrededor del puerto del Hodeidah, un enlace de ayuda vital, según le dijo el Programa Mundial de Alimentos (PMA) a CNN este lunes. Una moneda colapsada y una deteriorada situación económica en el país más pobre del Medio Oriente también están agravando la situación, dijo la agencia de las Naciones Unidas. El PMA dijo que 18 millones de personas en Yemen ya no saben de dónde llegará su próxima comida y ocho millones de ellos están “al borde de la hambruna”.

“Desde junio, unos 570.000 habitantes han tenido que dejar sus hogares para luchar en Hodeidah, mientras el rial yemení ha sufrido una depreciación alarmante, y el costo de los alimentos básicos ha aumentado un tercio desde ese entonces”, le dijo a CNN el director del PMA en ese país, Stephen Anderson.

“Si esta situación persiste, podríamos ver casi 12 millones de yemeníes que requieren asistencia alimentaria regular para prevenir que duerman en condiciones de hambruna”, agregó Anderson. Este lunes, la coordinadora humanitaria de la ONU en Yemen, Lisa Grande, le dijo a BBC que a menos de que las hostilidades se detengan, Yemen podría ser el escenario de la peor inanición que el mundo haya visto en 100 años.

Hodeidah, que tiene instalaciones portuarias clave a través de las cuales llega la ONU otras ayudas humanitarias, ha sido el centro del conflicto en Yemen entre los aliados árabes y la coalición liderada por Arabia Saudita y los rebeldes hutíes respaldados por Irán. Las tropas terrestres aliadas a la coalición saudí están tratando de expulsar a los rebeldes que controlan la ciudad.

“Los civiles en Yemen no se están muriendo de hambre, los están matando de hambre. Que se sepa que la peor hambruna de nuestra era es responsabilidad total de las partes en conflicto en Yemen y sus patrocinadores internacionales”, dijo en un comunicado el secretario del Consejo de Refugiados de Noruega, Jan Egeland.

“Durante mucho tiempo Yemen ha sido bombardeado y sometido a tácticas de guerra de estrangulamiento. La hambruna masiva es un subproducto mortal de las acciones emprendidas por las partes en conflicto y las naciones occidentales que las apoyan. La forma en que se libra la guerra ha sofocado sistemáticamente a los civiles al hacer que menos alimentos estén disponibles y sean asequibles para millones de personas”, agregó Egeland.

Anderson, del PMA, le dijo a CNN que el conflicto alrededor de Hodeidah está actualmente bloqueando el acceso del grupo de ayuda a las existencias de trigo disponibles allí.

“Debido a la alta volatilidad en la situación seguridad en la ciudad de Hodeidah, el PMA no tiene acceso a sus 51.000 toneladas de reservas de trigo en la planta Red Sea Mills, que es suficiente para alimentar a 3,7 millones de personas que están sufriendo de hambre en el norte y el centro de Yemen durante un mes”, dijo Anderson. “Haremos todo para que podamos asegurar el acceso al trigo existente”.

CNN ha podido demostrar que las armas suministradas por Estados Unidos a la coalición liderada por Arabia Saudita ha matado a los niños en Yemen. Una portavoz del Pentágono le dijo a CNN el mes pasado que “las decisiones finales sobre la conducción de las operaciones en campaña son tomadas por miembros de la coalición liderada por los saudíes, no por EE.UU.”.

La coalición liderada por Arabia Saudita dijo que sus ataques en Yemen cumplían los "estándares internacionales más altos" y se comprometieron a investigar los incidentes descubiertos por la CNN. La organización benéfica del Reino Unido, Save the Children, dijo la semana pasada que cinco millones de niños en Yemen se enfrentan al hambre y que un niño promedio allí ha presenciado la asombrosa cifra de 18.000 ataques aéreos.

Egeland, del Consejo Noruego de Refugiados, dijo que para evitar la hambruna generalizada en Yemen, Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia e Irán deben pedir un cese del fuego inmediato y las facciones en guerra deben venir a la mesa y llegar a un acuerdo de paz. También pidió medidas para reactivar rápidamente la economía de Yemen y permitir el libre flujo de bienes y ayuda en todo el país.