(CNN) - Ves por el rabillo del ojo que tu teléfono se ilumina y lo agarras por instinto. Lo que comenzó como una simple notificación se ha convertido en una sesión de una hora recorriendo las filas de notificaciones y desplazándote por las infinitas actualizaciones en redes sociales.

Esto es por el diseño.

Desde desarrolladores de aplicaciones hasta gigantes tecnológicos como Google y Facebook, las empresas han pasado años trabajando para hacer que la tecnología de consumo sea lo más adictiva posible. Después de todo, el tiempo dedicado a sus productos podría equivaler a grandes sumas de dinero para sus empresas.

Sin embargo, ello está empezando a cambiar, y podríamos estar en el inicio de un cambio en la forma en que se diseña el software. Apple y Google están implementando nuevas funciones destinadas a limitar el uso del teléfono, y las aplicaciones como Instagram están desarrollando funciones destinadas a ayudarte a administrar mejor tu tiempo en la aplicación.

¿Por qué están haciendo esto? ¿Es suficiente?

LEE: Las citas en línea disminuyen la autoestima y aumentan la depresión, según estudios

Tristan Harris trabajó anteriormente en Google como especialista en ética de diseño, y vio de primera mano cómo los desarrolladores trabajaban para captar la atención de la gente y conectarlos. Formaba parte de la "Clase de Facebook" de Stanford. Dirigidos por el instructor BJ Fogg, quien supervisó el Laboratorio de Tecnología Persuasiva, estudiaron cómo "persuadir a los usuarios para que tomaran ciertas acciones", según Wired.com. El artículo indicaba que la clase "desarrolló técnicas para hacer aplicaciones y dispositivos adictivos" y que los miembros de la clase crearon Instagram y diseñaron productos en compañías como Google, Facebook y Uber.

Fogg le dijo a CNN que discrepa en que haya enseñado a las personas a crear tecnología adictiva.

Hablando de su tiempo de trabajo en Google, Harris le dijo a TED Radio Hour de NPR que "se trataba de captar la atención".

Esta imagen es cada vez más común: niños y adultos con los ojos sobre una pequeña pantalla por horas. Las empresas tecnológicas están buscando hacer algo contra la adicción.

Después de dejar Google en 2016, Harris fundó una organización sin fines de lucro que ahora se llama Centro de Tecnología Humana, y comenzó el movimiento "Time Well Spent" ("Tiempo Bien Gastado").

"Con Time Well Spent, queremos tecnología que se preocupe por ayudarnos a pasar nuestro tiempo y nuestras vidas, y no nos seduce estar tanto tiempo en la pantalla", dice Harris.

El movimiento hizo eco en Silicon Valley y puso en marcha un cambio radical en la industria tecnológica.

¿Cómo están abordando el problema Apple?

Apple probablemente fue impulsada a la acción luego de que dos grandes inversionistas, Jana Partners y CalSTRS (Sistema de Retiro de Maestros del Estado de California), instaron a la compañía a ayudar a combatir la adicción telefónica entre los niños, en una carta abierta a la junta directiva de la compañía, a principios de este año.

Apple respondió con la introducción de herramientas en su nuevo sistema operativo iOS 12, con el objetivo de informar y capacitar a los usuarios para que administren mejor el uso de su teléfono inteligente y los controles parentales que permiten a los padres monitorear y controlar mejor las horas telefónicas de sus hijos.

Screen Time es un panel de actividades que proporciona a los usuarios un desglose detallado de cuánto tiempo pasan con cada aplicación, con qué frecuencia levantan su teléfono y cuántas notificaciones han recibido de cada aplicación. Puede establecer límites diarios que incluyen el bloqueo de la aplicación tras llegar al límite. Claro, es fácil de pasar por alto; es más bien un recordatorio de que has llegado al límite en lugar de una verdadera barrera de uso.

LEE: Las citas en línea disminuyen la autoestima y aumentan la depresión, según estudios

Los padres, sin embargo, pueden establecer límites estrictos en los teléfonos de sus hijos, bloqueándolos completamente de las aplicaciones o categorías una vez que alcanzan el tiempo asignado.

"Los consumidores, y los padres en particular, se enfrentan a equipos de ingenieros y psicólogos que diseñan una tecnología que está destinada a mantenernos constantemente comprometidos", dijo Christine Elgersma, editora principal de educación para padres en Common Sense Media. "Incluso con las herramientas que nos dicen que revisamos Twitter 100 veces al día, podemos sentir la misma obligación de revisar debido a la forma en que se crean los dispositivos y las aplicaciones".

Google ha incluido herramientas similares en la próxima versión de Android Pie que se denomina "Bienestar digital", que actualmente se encuentra en pruebas beta. Las herramientas ofrecidas por Apple y Google son casi imágenes reflejadas entre sí, pero Google va un poco más allá. Por ejemplo, el icono de la aplicación aparece en gris cuando los usuarios alcanzan su límite, y para superar el límite de la aplicación, los usuarios tienen que abrir el panel de control para eliminarlo manualmente en lugar de simplemente hacer clic en la ventana emergente, como con iOS 12.

"Estas son ayudas para la banda", dice a CNN Adam Alter, autor de "Irresistible: El auge de la tecnología adictiva y el negocio de mantenernos enganchados". "En lugar de producir tecnología que sea buena para nosotros, que nos ayude a vivir una vida mejor, estas herramientas básicamente sugieren que la tecnología en sí no se puede mejorar, por lo que nos limitamos a intentar desalentar o restringir el uso".

Alter cree que la forma en que se diseña la tecnología debe cambiarse para que las características adictivas sean más amigables para el consumidor y verdaderamente buenas para su bienestar. Sin embargo, no cree que el cambio se produzca pronto, incluso si estas "compañías tienen la obligación moral de minimizar el daño que hacen".

¿Las nuevas herramientas impactarán el resultado final?

Google obtiene la mayor parte de su dinero a través de anuncios, y limitar el tiempo de pantalla puede tener un impacto adverso en sus ganancias. Aún así, la compañía está invirtiendo en el Bienestar Digital. Incluso si los productos de Google nunca llegan al punto de ser más amigables con los consumidores, como Alter ha sugerido, Google ha tomado una decisión consciente de poner en riesgo las ganancias.

Todavía no hay pautas claras sobre lo que constituye una adicción a la tecnología, pero es una preocupación cada vez mayor en las mentes de los padres de todo el mundo, ya que ven las caras de sus hijos pegadas constantemente a centímetros de la pantalla. Y donde quiera que vayas, tienes la garantía de ver a personas enterradas en sus teléfonos.

MIRA: Tim Cook habla sobre la adicción a los teléfonos

Apple y Google pueden ser los dos mayores culpables, ya que sus productos son los vehículos para ofrecer experiencias diferentes . Sin embargo, Facebook merece una buena cantidad de culpa, como reconoció Mark Zuckerberg, su presidente ejecutivo, a principios de este año, haciendo referencia directa al movimiento Time Well Spent. La red social anunció planes para implementar cambios destinados a hacer que las interacciones sean más significativas.

"Lo que más importa a largo plazo es que las personas se conecten y compartan de manera significativa en nuestras plataformas", dijo a CNN Ameet Ranadive, director de Gestión de Producto de Instagram. "Es muy importante que las personas sientan que el tiempo que pasan con Facebook e Instagram es un tiempo bien empleado".