Nueva York (CNN) - Hace poco estaba en el otro lado del planeta.

Tras aterrizar en el aeropuerto Newark Liberty International de Nueva Jersey, en las afueras de Nueva York, completando el viaje inaugural del vuelo más largo del mundo, puedo decirles esto: fue una noche inolvidable... seguida de un día... seguido por otra noche.

En aproximadamente 17 horas y 25 minutos, volamos desde Singapur y sin escalas, a bordo del vuelo SQ22 de Singapore Airlines, que ahora es la más ultra entre las rutas de ultra larga distancia.

Fue como una prueba de resistencia de viaje para todos a bordo: pasajeros y tripulación. El logro, mecánico y humano, para que esto ocurra ¡es increíble!

LEE: La nueva cama doble de Singapore Airlines, la revolución del sueño de 850 millones de dólares

Ofrecido para viajeros de negocios, SQ22 abarca 16.700 kilómetros, dependiendo de la trayectoria de vuelo exacta. Navegando a aproximadamente 12.500 metros a unos 925 km/h, la ruta fue posible gracias a un nuevo y súper eficiente jet Airbus A350-900ULR bimotor con capacidad para 161 pasajeros.

También, en el despegue: 111 toneladas de combustible.

Ahora que hemos vuelto a tierra firme, aquí hay cinco cosas que aprendimos durante nuestro viaje:

Este es el avión en el que se realizó este vuelo.

Este es el futuro

Lo primero que seguí pensando en este vuelo una vez que nos detuvimos en Newark fue: esta es una revolución en la aviación. Estos nuevos y sofisticados aviones bimotores como el 787 Dreamliner de Boeing y el jet en el que viajamos, el Airbus A350-900ULR, están diseñados para hacer rentables rutas tan largas como esta.

Lo más sorprendente de este avión fue la suavidad. Y fue mucho más tranquilo de lo que esperábamos. Nos dijeron que el nivel promedio de decibeles era de 80-85 decibeles. Pero en la clase Ejecutiva fue menor: alrededor de 70 decibeles. En la sección de economía premium, fue de 80.

Conclusión: el rendimiento general de la aeronave fue excepcional.

Servicio

La comida fue excelente. Las albóndigas fueron excelentes y la carne fue buena. De las dos comidas servidas en clase ejecutiva, para la segunda comida hubiera cambiado la hora de servir para más adelante. Pero si alguna vez necesitas algo, puedes preguntar.

En el servicio Premium Económico sirven tres comidas a horas fijas. Bebidas calientes y refrigerios están disponibles durante todo el vuelo.

En total, se sirvieron más de 500 comidas a los 161 pasajeros a bordo.

En cuanto a la tripulación: estaban preparados. Estaban listos para el largo recorrido. Incluso al final del vuelo, parecían frescos y continuaban ofreciendo servicios a los pasajeros. El avión estaba limpio, incluidos los baños, que se mantenían limpios constantemente.

Lucha contra el jet lag

Antes de abordar, prepárense mental y físicamente para 18 horas en un avión. Ejercicio. Coman ligeramente, limiten su dieta a la sopa, por ejemplo, o simplemente a bocadillos. Utilicé un par de aparatos diseñados para ayudar con el desfase horario: anteojos especiales y una muñequera. No supe si me ayudaron hasta más tarde, porque estuve despierto desde la mañana y solo dormí unas cinco horas en el vuelo. (¡Habría dormido más, pero trabajé duro y con mucho gusto, a su servicio!)

La ruta

Hubo cuatro rutas posibles que podríamos haber recorrido a través del Pacífico hasta Nueva York a través de la Ruta del Gran Círculo, como se llama, que te lleva al norte sobre Alaska. Debido a los vientos que prevalecieron durante nuestro vuelo, la ruta que elegimos nos llevó en dirección al norte, permaneciendo al este de China, al este de Japón, al este de Rusia y tocando tierra en Alaska y el norte de Canadá, antes de girar más al sur hacia Nueva York. (La ruta sigue aproximadamente la que se muestra en el mapa a continuación).

Esto se llama la ruta NOPAC. Es la ruta preferida porque es un poco más corta, lo que nos ahorra tiempo y combustible.

Los pasajeros a bordo nos dijeron que definitivamente elegirían esta ruta ultra larga entre Nueva York (Newark) y Singapur en lugar de la alternativa, que va de Nueva York a Frankfurt, Alemania, para cambiar de avión. Singapore Airlines dice que los viajeros ahorran de cuatro a seis horas de tiempo de viaje al tomar esta nueva ruta.

A diferencia de la ruta anterior entre Newark (EWR) y Singapur (SIN), que viajó con un A340-500 de cuatro motores con gran consumo de combustible, creo que esta ruta será rentable y está aquí para quedarse porque este nuevo Airbus A350-900ULR es 25% más eficiente en consumo de combustible que el avión anterior.

De hecho, aterrizamos con 8 toneladas de combustible en los tanques de combustible del avión, después de despegar con 111 toneladas. Aunque tuvimos un buen viento empujándonos. Volar en dirección opuesta, desde Newark a Singapur, empleará más combustible.

Entretenimiento en vuelo y Wi-Fi

El entretenimiento en el vuelo y el Wi-Fi en el vuelo fueron buenos. Nos habían dicho que habría un corte importante de Wi-Fi a bordo en algún momento, por la ruta en la que estábamos volando, pero el corte nunca fue tan largo. Pudimos publicar en vivo y usar las redes sociales la mayor parte del vuelo.

En cuanto al entretenimiento de video a bordo, las aerolíneas como Singapur y Emirates ponen enormes recursos en su servicio. Este vuelo tenía pantallas personales con una amplia variedad de opciones. Los transportistas estadounidenses están alentando a los pasajeros a traer sus propios dispositivos y conectarse al servidor a bordo donde pueden ver el éxito de taquilla de la semana.