Raúl Danilo Romero es denominado por la Fiscalía de Colombia como "El Depredador", pues abusaba sexualmente de sus víctimas menores de edad y las obligaba a tatuarse. (Crédito: Cablenoticias)

(CNN Español) - Un capitán retirado de la Armada de Colombia fue condenado este martes a 21 años y 9 meses de prisión por abusar sexualmente de niñas menores de 14 años y obligarlas a tatuarse su nombre, informó la Fiscalía de ese país este martes.

El excapitán de la Armada Nacional Raúl Romero Pabón, que fue identificado por la Fiscalía como un “depredador sexual”, fue capturado en Cartagena a finales de julio de este año en el marco de un operativo gigante contra la esclavitud sexual en Cartagena, en el que fueron capturadas 18 personas que según la Fiscalía “estarían vinculadas a prácticas con menores de edad en sectores turísticos, la cooptación de niñas para ejercer la prostitución en Cartagena y en el extranjero”.

Según la Fiscalía, Romero Pabón ubicaba por redes sociales a sus víctimas, todas menores de 14 años, abusaba de ellas y luego de comprar su silencio les ordenaba tatuarse su nombre el partes del cuerpo.

“El capitán tatuaba a sus víctimas como expresión de su dominio sobre menores y adolescentes”, dijo en declaraciones a medios de comunicación el fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, tras la Operación Vesta, como fue denominado el operativo conjunto de la Fiscalía, la Policía Nacional y Migración Colombia. “Gracias a una investigación se capturó al capitán contra quien las autoridades tienen material probatorio que lo señalan de ubicar por redes sociales a niñas menores de 14 años y luego tatuarlas con sus iniciales”.

El 28 de julio de 2018, el mismo día en que la Fiscalía lo capturó, la Armada Nacional de Colombia dijo en un comunicado que las acciones del capitán retirado fueron “conductas individuales y ajenas a la función militar”.

La Fiscalía le imputó los delitos de concierto para delinquir, estímulo a la prostitución de menores de edad, demanda y explotación sexual comercial de persona menor de 18 años de edad, utilización o facilitación de medios de comunicación para facilitar explotación sexual comercial de persona menor de 18 años de edad y uso de menores de edad en la comisión de delitos. Según la Fiscalía, el acusado aceptó los cargos que le imputó la Fiscalía a finales de julio.

“El capturado había sido retirado de la Armada Nacional por hechos que no están relacionados con los delitos que le endilga la Fiscalía”, dice el comunicado, que agrega que la Armada “mantiene su compromiso de cero tolerancia contra cualquier tipo de comportamiento que atente con la dignidad de las personas en especial de la mujer y los menores de edad”.

El 10 de septiembre, la Armada volvió a referirse al caso de el excapitán, y aseguró que “lamenta profundamente que el señor Romero haya hecho parte de la institución, tiempo durante el cual no se tuvo conocimiento de los crímenes de los que se le acusa con amplio acervo y que cometía en su vida privada”.

Junto a Romero Pabón también fueron capturadas otras dos personas: una de ellas ayudaría a ubicar a las niñas de las que abusaba el excapitán, y otra más que tatuaba a las víctimas y que según la Fiscalía también habría agredido sexualmente a varias menores de edad.

Además en la Operación Vesta en Cartagena fue capturada Liliana del Carmen Puello, conocida como ‘Madame’, que según las autoridades sería la mayor proxeneta de Cartagena.

Tras su detención, a finales de julio de 2018, fue acusada de enlistar adolescentes y mayores de edad en esa ciudad y trasladarlas al exterior con fines de explotación sexual, una conducta que constituye trata de personas internacional.

La mujer, que habló con medios de comunicación en prisión, ha negado repetidamente las acusaciones en su contra, y dice que los reportes de los medios y las acusaciones de la Fiscalía son falsas.