(CNN) - La cantidad de personas infectadas con el virus del Zika en India, había aumentado este miércoles 17 de octubre a 94 casos confirmados en el estado occidental de Rajasthan, entre ellos 22 mujeres embarazadas.

El primer caso fue confirmado el 23 de septiembre y, desde entonces, el número de personas que ha dado positivo en en la ciudad de Jaipur ha aumentado progresivamente.

Los equipos enviados por el gobierno central trabajan sobre el terreno, aseguró el doctor V.K. Mathur, director de Salud Pública de Rajasthan. Adicionalmente las autoridades de Rajasthan desplegaron 330 equipos en las áreas afectadas de Shasti Nagar, en Jaipur, para monitorear y detener la propagación de la infección, mediante una intensa fumigación en los lugares donde existen criaderos de mosquitos y una rigurosa vigilancia que permita la detección temprana de casos.

Inclusive se han creado unidades especiales que verifican casos positivos y los aíslan, bien sea en hospitales o en sus propias viviendas. Las autoridades monitorear constantemente la evolución de los pacientes.

Las áreas afectadas se han dividido en ocho zonas, atendidas por doctores, autoridades distritales, trabajadores sociales y de la salud, de acuerdo con un comunicado divulgado por las autoridades de Rajasthan.

Alrededor de 434.515 individuos se encuentran bajo vigilancia y se han inspeccionado 86.903 casas, informó el ministerio de Salud de la India.

Todas las mujeres embarazadas en el área serán monitoreadas. Hasta ahora, cuatro han dado a luz a bebés saludables, aseguró Govind Parikh, vocero del Departamento de Salud de Rajasthan.

De los más de 200.000 criaderos de mosquitos, 74.483 han dado positivo al virus, de acuerdo con las autoridades.

Medidas de prevención

La semana pasada comenzó una campaña pública de concientización y se realizaron reuniones ejecutivas para los médicos. Las fumigaciones también están en marcha.

Para contener esta epidemia, el gobierno necesita construir mejores centros públicos de salud, entrenar a más personas y destinar más fondos, opina el doctor Dileep Mavalankar, quien dirige el Instituto Indio de Salud Pública en Gujarat.

El gobierno central ha destinado, hasta ahora, poco más de US$ 2.000 o 147.000 rupias para la lucha contra el zika.

Mavalankar dice que el control de mosquitos en la India es muy precario y los pequeños pozos de agua existen tanto en las zonas rurales como urbanas, favoreciendo los criaderos de mosquitos. “Necesitamos una campaña masiva de concientización como hicimos con el polio. Esta es una nueva enfermedad y si se propaga se volverá permanente”, añadió.

Algunas de las principales medidas de prevención para el zika son: evitar la acumulación del agua alrededor de las casas, mantener puertas y ventanas cerradas para impedir que los mosquitos entren y buscar ayuda en caso de que la persona presente síntomas asociados al zika.

El zika en la India

Este es el tercer brote de zika en la India desde 2017, pero sin duda es el mayor.

El primero fue reportado en enero de 2017, en Ahmedabad, en el estado de Gujarat, al este del país. Allí se confirmaron 3 casos, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

Meses después, en julio, un segundo brote se detectó en Tamil Nadu, al sur del país. Medios locales informaron de un solo caso. En ambas ocasiones, el zika fue contenido.

El riesgo para las mujeres embarazadas

El virus del Zika fue descubierto hace 70 ańos en el bosque tropical de zika, en Uganda. En diversas partes del mundo como África, el sureste de Asia y las islas del pacífico ocurrieron brotes aislados, de pequeña escala, sin identificar mayores complicaciones asociadas al virus. Pero a partir de marzo de 2015, cuando llegó a Brasil, La Organización Mundial de la Salud reportó un extenso brote, que rápidamente se extendió por América Central y América del Sur.

Para marzo de 2018, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) estimaron que en al menos 90 países y territorios existía transmisión activa del virus del Zika.

El Zika se transmite principalmente a través de la picadura de un mosquito hembra infectado de la especie Aedes aegypti. Pero en muchas ocasiones, aunque se esté infectado, los síntomas no se presentan. En otras ocasiones, aparecen días después de la exposición. De acuerdo con los CDC, el período de incubación aún no se ha determinado ni existe una vacuna que prevenga la enfermedad.

Los síntomas más comunes suelen ser fiebre, erupción, dolor en las articulaciones y conjuntivitis. Algunos pacientes experimentan también dolor muscular o cefaleas.

El virus puede transmitirse mediante contacto sexual, transfusiones de sangre, a través de una aguja o de una madre embarazada al feto.

La verdadera preocupación es que entre las mujeres embarazadas, pues el zika puede causar microcefalia, un desorden neurológico que resulta en recién nacidos con cabezas anormalmente pequeñas, lo que posteriormente puede generar severos problemas de desarrollo e incluso la muerte. Otros defectos congénitos pueden ser problemas oculares, pérdida de la audición y deficiente crecimiento. Los abortos también pueden ocurrir.

La Organización Mundial de la Salud anunció en noviembre de 2016 que el virus del Zika ya no era una emergencia internacional de salud pública, sin embargo el ministerio de Salud de la India continúa monitorizando.

Si el brote de zika no se logra frenar en el país, dice Mavalankar, puede convertirse en otro virus como el dengue, con el cual la India tendrá que lidiar en un futuro cercano.