Regis Brown, 59, fue condenado a prisión de por vida por doble homicidio.

(CNN) - Un hombre de Pennsylvania que cumple una condena de por vida en prisión por el asesinato de su esposa y su hijastra confesó otro homicidio que resuelve un antiguo caso de la década de 1980, dijeron agentes el jueves. 

Varios casos más se encuentran en revisión, dijeron.

Regis Brown, de 59 años, reconoció el asesinato de Bryce Kenneth Tompkins, de 45 años, cuyo cuerpo fue encontrado por cazadores sumergido parcialmente en el arroyo Neshannock, condado de Lawrence, en diciembre de 1988, dijeron las autoridades. El hombre le dijo a la policía que había matado a Tompkins porque este fue testigo de un robo.

Brown fue sentenciado el mes pasado por las muertes de su esposa, Michelle Brown, de 53 años, y su hijastra, Tammy Greenawalt, 35, ocurridas en marzo.

Eric Hackwelder, el abogado que representa a Brown por el doble homicidio, dijo que podría seguir representándolo por el asesinato de Tompkins.

"Es sorprendente", dijo Hackwelder. "Él hizo una completa confesión inicialmente y fue muy cooperativo con las autoridades. Y lo que sé es que también ahora es muy cooperativo".

El oficial Joseph Vascetti, investigador criminal de la Policía Estatal de Pennsylvania, dijo que creía que Brown confesó debido a que ya está cumpliendo una sentencia de por vida y no tiene nada que ganar o perder si guarda el secreto.

Brown está considerado como sospechoso en hasta ocho casos más, dijo Vascetti a CNN. En total, dijo, Brown podría tener información acerca de hasta 15 asesinatos más.