(CNN) - En un discurso pronunciado este domingo en Estambul, capital de Turquía,el presidente turco Recep Tayyip Erdogan dijo que planea pronunciarse sobre la muerte del periodista saudí Jamal Khashoggui.

"Haré mis comentarios sobre Jamal Khashoggi en una reunión partidaria el martes", precisó Erdogan.

Turquía cuestionó la credibilidad de la explicación de Arabia Saudita sobre la muerte del periodista Jamal Khashoggi, ocurrida el 2 de octubre de 2018. El presidente Erdogan había dicho previamente que hace un seguimiento personal a la investigación sobre la muerte de Jamal Khashoggi.

Muerte del periodista

En una serie de declaraciones coordinadas, emitidas en la madrugada de Riad, Arabia Saudita afirmó que la muerte de Khashoggi fue accidental. Según la Agencia de Prensa Saudí, las investigaciones preliminares revelaron que las "discusiones" entre Khashoggi y los sospechosos actualmente detenidos por Arabia Saudita se convirtieron en un altercado físico que resultó en la muerte de Khashoggi. Los responsables luego trataron de encubrir la muerte, dijo la televisión estatal.

Una fuente con conexiones cercanas con el Palacio Real le dijo a Clarissa Ward de CNN, que, en la determinación de los saudíes, la causa de la muerte del periodista Jamal Khashoggi fue un estrangulamiento.

No se han presentado pruebas que demuestren qué causó la muerte del periodista. Funcionarios turcos dicen en privado que fue desmembrado.

Más temprano el viernes, Arabia Saudita admitió que el columnista del Washington Post murió durante un altercado físico con un equipo de Riad en el consulado de Arabia Saudita en Estambul el 2 de octubre. La explicación oficial es que murió después de una pelea a puñetazos.

El fiscal saudí en Riad abrió una investigación sobre la muerte de Khashoggi, anunciaron los funcionarios.

Sobre los restos del periodista, Arabia Saudí dijo no tener conocimiento sobre dónde estaba, pues había sido entregado a un "colaborador".

Crimen bajo soberanía saudí

La muerte del periodista Jamal Khashoggi ocurrió en el "territorio soberano de Arabia Saudita" y debería estar bajo la jurisdicción de Arabia Saudita, según el ministro de Justicia de Arabia Saudita, Walid Bin Mohammad Al-Samaani, en una declaración el sábado.

En lo que parecía ser un esfuerzo por anticiparse a la investigación criminal turca, Walid Bin Mohammad Al-Samaani dijo que "el poder judicial en el Reino disfruta de la independencia completa para manejar el caso que ocurrió en el territorio soberano saudí".

"El caso llegará al poder judicial saudí después de cumplir con todos los requisitos", agregó.