(CNN) - El ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita Adel al-Jubeir dijo que la muerte del periodista Jamal Khashoggi fue un “tremendo error” y parte de una operación malvada, y agregó que su gobierno castigaría a los responsables de este “asesinato”.

“Los individuos que hicieron esto lo hicieron por fuera del alcance de su autoridad”, le dijo a Fox News este domingo. “Se cometió obviamente un tremendo error, y lo que agravó el error fue tratar de encubrirlo. Esto es inaceptable en cualquier gobierno”.

Jubeir dijo que Arabia Saudita estaba investigando cómo murió Khashoggi y castigará a los responsables.

“Estamos determinados a levantar cada piedra. Estamos determinados a descubrir todos los hechos. Y estamos determinados en castigar a aquellos que son responsables por este asesinato”, dijo él.

El lunes, CNN publicó un video de una cámara de vigilancia en que se muestra, según un funcionario turco, a un funcionario saudí vestido con la ropa de Khashoggi el día que el periodista fue asesinado. El hombre, de quien funcionarios turcos aseguran es un doble, es visto en varias partes en Estambul.

Jubeir le dijo a Fox que el príncipe Mohammed bin Salam no estaba al tanto de la operación de antemano. “Incluso la alta dirección del servicio de inteligencia no estaba al tanto de esto", aseguró el funcionario.

Los comentarios llegan un día después de que el presidente de Estados Unidos Donald Trump criticara la explicación que dio Arabia Saudita sobre la muerte de Khashoggi como “disperso” en una entrevista con The Washington Post. Sin embargo, el presidente también alabó a Salam, llamándolo “una persona fuerte” con “muy buen control”.

En el artículo de diario The Washington Post publicado el sábado, Trump dijo que “obviamente ha habido decepción y ha habido mentiras”, cuando se le preguntó sobre el relato que dio Arabia Saudita de la muerte del periodista al interior del consulado de Estambul hace casi tres semanas. “Sus historias son dispersas”, dijo Trump.

Pero Trump fue compasivo con el liderazgo del príncipe y reiteró la importancia de los lazos económicos entre los dos países.

“Él es visto como una persona que puede mantener las cosas bajo control”, dijo Trump sobre bin Salam, agregando que “lo digo de una manera positiva”.

“Él verdaderamente ama a su país”, dijo Trump, que agregó que no había “escuchado de ninguna manera” si el príncipe de la corona era responsable por el asesinato de Khashoggi.

En su entrevista con Fox News, Jubeir dijo que el príncipe Salam no estaba involucrado de manera cercana a los responsables de la operación. Jubeir dijo que Arabia Saudita no sabe qué pasó con el cuerpo de Khashoggi y no escuchó ningún audio del interior del consulado.

Además, el ministro alertó contra la posibilidad de llegar a conclusiones rápidas y le dijo a Baier que buscara en la línea de tiempo que rodea el papel de Estados Unidos en la prisión de Abu Ghraib, el centro de detención donde se reveló que los soldados estadounidenses habían golpeado y torturado a los iraquíes capturados durante la Guerra de Irak.

“Esas cosas toman tiempo”, le dijo Jubeir a Fox News.

Finalmente, él ofreció sus condolencias a la familia de Khashoggi.

“Sentimos su dolor. Y desearía que esto no sucediera y desearía que esto se hubiera podido evitar. Desafortunadamente, se cometió un grave y grave error. Y les aseguro que los responsables serán responsables de esto”, agregó el ministro de Relaciones Exteriores saudí.