(CNN) - Se está llevando a cabo una persecución en todo el país para quienquiera que haya enviado paquetes con presuntas bombas al expresidente Barack Obama, Hillary Clinton y varias otras figuras políticas importantes.

MIRA: Desmontando la despreciable teoría del montaje sobre los paquetes bomba enviados por correo en EE.UU.

Esto es lo que los investigadores están buscando:

Pruebas forenses

Los funcionarios han dicho que los paquetes generalmente son similares en apariencia: sobres de manila con interior de plástico de burbujas, cada uno con seis estampillas, etiquetas de dirección impresas en computadora con palabras mal escritas y una dirección de devolución que pertenece a una oficina de Florida de la representante demócrata de EE.UU. Debbie Wasserman Schultz. No hay información que sugiera que Wasserman Schultz envió los paquetes.

Al menos algunos de los dispositivos tenían en el interior la presencia de una sustancia azufrada, que podría haber explotado, dijo un agente. Se cree que esos dispositivos son bombas de tubería, con riesgo de ser disparados solo por ser manipuladas, aunque no se han reportado explosiones o lesiones.

Se cree que algunos se enviaron por correo de primera clase, dijo una fuente familiarizada con la investigación.

MIRA: Descubren nuevos paquetes bomba enviados a voces discordantes con Trump

Los paquetes en sí pueden ser una mina de oro de información forense, dijo el jueves el exagente del FBI Josh Campbell, un analista de la ley de la CNN.

"¿Hay evidencia de ADN, fibras capilares, cosas así?", dijo Campbell.

"Este es un gran cache de información, estos ... paquetes, que llevarán a una gran cantidad de evidencia identificable", dijo a CNN el exagente del Servicio Secreto Joseph Funk.

Varios dispositivos fueron enviados a una instalación del FBI en Quantico, Virginia, donde serán examinados, dijeron los funcionarios. Tener a las mismas personas mirando las bombas facilita la comprensión de los patrones del bombardero, dijo Campbell.

Imágenes de seguridad

Si el perpetrador o los perpetradores enviaron los paquetes por correo o los entregaron personalmente a sus destinos, es probable que el video de vigilancia entre en juego, dijo el agente de supervisión retirado del FBI, James Gagliano.

"Solo en Manhattan, hay algunas ... 13.000 cámaras entre empresas privadas y las que el Departamento de Policía de Nueva York ha instalado en puentes y túneles y áreas de viviendas públicas y en los subterráneos", dijo Gagliano, analista de la ley de CNN.

Gagliano señaló cómo los investigadores resolvieron los bombardeos mortales en Austin, Texas, a principios de este año.

En un momento de marzo, una cámara de seguridad en una tienda de FedEx cerca de Austin registró una SUV que pertenecía a alguien que las autoridades habían determinado que era una persona de interés. Una verificación posterior del video dentro de la tienda mostró a la persona que traía dos paquetes a la tienda, lo que vinculó aún más a ese hombre con los atentados, dijeron los funcionarios.

MIRA: ¿Tiene la retórica de Trump responsabilidad alguna por los paquetes bomba? El presidente critica a la prensa

"Esta persona entró en una instalación de FedEx y pudimos rastrearlo a través de evidencia fotográfica", dijo Gagliano.

Escrituras pasadas, y otras pistas

Algunos de los paquetes estaban destinados a personas protegidas por el Servicio Secreto. La agencia interceptó paquetes destinados a la oficina en Washington del expresidente Barack Obama y al hogar de la exsecretaria de Estado Hillary Clinton en Nueva York y al expresidente Bill Clinton.

Así que el Servicio Secreto revisará su "vasta ... biblioteca de personas que han escrito cartas amenazadoras al presidente, que se han mantenido en correspondencia con los presidentes en alguna forma o forma", dijo Funk, el exagente del Servicio Secreto.

Esos mensajes antiguos serán revisados ​​no solo por el contenido, sino por la forma cómo están escritos y si también contienen ADN y huellas digitales, dijo Funk.

Gagliano ha dicho que el diseño de los dispositivos era tan básico, que parece que la persona o las personas podrían querer ser atrapadas.

"Casi parecía una caricatura de una bomba, como si alguien estuviera tratando de armarla de una manera tan tosca y rudimentaria que gritaría: 'Hay algo mal aquí'", dijo Gagliano.

El exceso de cinta y sellos de los paquetes es un signo revelador de un paquete sospechoso, dijo.

MIRA: Lo que las bombas enviadas a los Clinton, los Obama y CNN dicen sobre quién las fabricó

"¿Por qué pondrían un franqueo excesivo allí? No quieren que se les devuelva el paquete. Quieren que alcance su objetivo previsto", dijo Gagliano.

Mary Ellen O'Toole, exprofesora del FBI, dijo que tendría cuidado de caracterizar faltas de ortografía o errores por parte del perpetrador.

"Puede ser muy intencional porque parece que planea esto muy bien", dijo.

Los investigadores de contraterrorismo del FBI consideran que esto es un asunto de terrorismo doméstico, porque no hay nada que indique lo contrario, según un agente de la ley.

Pero Gagliano dijo que los investigadores verificarán si los paquetes fueron inspirados o dirigidos desde el extranjero.

"El FBI dividirá esto, ya que siempre han analizado el terrorismo (en) dos aspectos: terrorismo internacional y terrorismo interno. No tenemos, por lo que he oído, ninguna indicación", dijo Gagliano.

Darran Simon, Elliot C. McLaughlin, Shimon Prokupecz, Evan Pérez, Mark Morales y Jim Acosta de CNN contribuyeron a este informe.