(CNN) - Altos ejecutivos de Google aseguraron a los empleados que la compañía es “muy seria al asegurarnos que proporcionamos un espacio de trabajo seguro e inclusivo” en un correo electrónico enviado poco después de que The New York Times publicara una investigación sobre cómo Google protegió a tres altos ejecutivos acusados de mala conducta sexual en la última década.

El correo electrónico fue atribuido al presidente ejecutivo de Google, Sundar Pichai, y a la vicepresidenta de operaciones personales de la compañía, Eileen Naughton, este jueves. Una copia del correo electrónico fue enviada a CNN Business por un portavoz de Google.

El posible regreso de Google a China

Según el reporte del Times, la compañía guardó silencio sobre las acusaciones de conducta sexual inapropiada contra tres ejecutivos en los últimos diez años, incluyendo al creador de Android, Andy Rubin, quien dejó la compañía en 2014. La información previamente reportada decía que Google había investigado a Rubin por una relación inapropiada durante su tiempo en la compañía.

Pero el Times reveló nuevos detalles, incluyendo un paquete de salida de 90 millones de dólares que Rubin dijo que se le garantizó cuando dejó la compañía. El Times reportó que Rubin fue acusado de coaccionar a una empleada, con quien había estado teniendo un romance, para que le realizara sexo oral en una habitación de hotel en 2013. Una investigación de Google encontró que las afirmaciones de ella eran creíbles y el entonces presidente ejecutivo, Larry Page, le pidió a Rubin renunciar, según el Times.

El último pago de Google a Rubin está programado para noviembre de este año, según el Times.

Amit Singhal, vicepresidente senior, fue acusado de manosear a una empleada en un evento externo en 2015. Singhal renunció y recibió un paquete de salida de millones de dólares, según el diario. Fue contratado en Uber pero renunció un mes después cuando Recode reportó que él había dejado Google debido a acusaciones de acoso sexual.

El reporte genera preguntas sobre el compromiso de la compañía con los hombres poderosos sobre las empleadas. David Drummond, que es el actual jefe legal de Alphabet, y presidente del fondo de capital de riesgo de Google, CapitalG, también es nombrado en el reporte. Drummond fue incluido por supuestamente haber tenido un romance cuando era consejero general de Google con una gerente senior de contratos del departamento legal que reportaba a uno de sus subalternos.

Ambos revelaron su relación después de tener un hijo en 2007. “Uno de los dos tendría que irse del departamento legal”, le dijo al Times Jennifer Blakely, la gerente principal de contratos. “Estaba claro que no sería David”. Blakely fue transferida y dejó Google al año siguiente.

El cofundador de Google Sergey Brin también fue nombrado por tener un romance extramarital con una empleada en 2014.

En el correo al personal, Pichai y Naughton dijeron que el reporte es “difícil de leer”.

“Queremos asegurarnos de que estamos revisando cada denuncia sobre acoso sexual o conducta inapropiada, investigamos y tomamos acciones", escribieron. “En los últimos años, hemos hecho un gran número de cambios, incluyendo tener una línea cada vez más dura sobre la conducta inapropiada por personas que están en posiciones de autoridad”.

Según el correo, 48 personas en Google han sido despedidas por acoso sexual en los últimos dos años, 13 de ellas fueron altos directivos y superiores. Ninguno recibió un paquete de salida, escribieron Pichai y Naughton.

Ellos también agregaron que Google ha actualizado su política de requerir a todos los vicepresidentes y vicepresidentes senior que revelen cualquier relación con un compañero de trabajo, independientemente de si se denuncian entre sí.

El email no se refiere a las acusaciones de Rubin, Drummond o Singhal, u otros mencionados en el reporte del Times.

Sam Singer, abogado de Rubin, cuestionó las acusaciones de The New York Times.

“Ninguna de las acusaciones hechas sobre el señor Rubin son verdaderas”, le dijo a CNN Busines en un comunicado diciendo que son “demostrablemente falsas”.

“Cualquier relación que el señor Rubin haya tenido en Google fue consensuada y no involucra a ninguna persona que le reportara directamente a él. Él tuvo una relación consensuada que ocurrió en 2012. Para su conocimiento, en ese momento no había políticas en el lugar que prohibiera las relaciones entre empleados”.