(CNN Español) - Brasil está en la recta final de una campaña electoral. A través de la redes sociales el ultraconservador Jair Bolsonaro y el izquierdista Fernando Haddad se intercambian diariamente acusaciones de alto voltaje, algo que según los psicólogos está teniendo un fuerte impacto en los ciudadanos.

Seguridad

El futuro presidente de Brasil tendrá el titánico desafío de encarrilar una maltrecha economía que no acaba de despegar y la seguridad de los brasileños. Según los economistas, serán necesarias reformas profundas para combatir la crisis económica que experimenta el país. El nuevo gobierno también deberá combatir una criminalidad fuera de control, que registró el año pasado casi 64.000 homicidios.

LEE: Bolsonaro vs. Haddad: 6 datos para entender la segunda vuelta presidencial de Brasil

Polarización

La segunda ronda electoral de Brasil se llevará a cabo este fin de semana, el 28 de octubre. El insomnio, la ansiedad y discusiones entre familias son algunos de los síntomas que unos brasileños dicen que están experimentando debido a las crecientes tensiones. A pesar de estos efectos, algunos residentes creen que esta polarización es una buena llamada de atención para un país que es conocido como conformista.

Redes sociales

Las elecciones presidenciales de Brasil este año marcan las primeras elecciones del país en las que Internet está jugando un papel importante en las campañas. Redes sociales y aplicaciones de mensajería como Whatsapp han sido el principal medio de campañas, con los medios tradicionales de propaganda como la radio y la televisión quedando relegados a un segundo plano. Este nuevo cambio ha impulsado a Brasil a un tiempo de acceso rápido a la información, con candidatos más accesibles al público.

Economía

Bolsonaro llega con ventaja en los últimos sondeos sigue siendo favorito. Hay optimismo entre inversionistas y los mercados, que dan por descontado que el candidato presidencial de ultra derecha aplicará políticas ecónomicas procapitalistas.