CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

El sospechoso de los paquetes bomba amenazó a gente por Twitter… y Twitter no hizo nada

Por Donie O'Sullivan

(CNN) — El 11 de octubre, poco menos de dos semanas antes del descubrimiento del primero de los 14 artefactos explosivos improvisados que se sospecha ha enviado a demócratas destacados y a las oficinas de CNN en Nueva York, César Sayoc tuiteó a Rochelle Ritchie.

“Nos veremos, seguro. Abraza a tus seres queridos muy cerca cada vez que te vayas de casa”, se leía en parte del tuit.

MIRA: El sospechoso Altieri Sayoc podría ser condenado hasta 48 años de cárcel

Ritchie, una analista política que aparece con frecuencia en la televisión, reportó el tuit a Twitter como abuso. La respuesta que recibió de la compañía dijo que el tuit y la amenaza que implicaba no calificaban como una “violación de las reglas de Twitter contra el comportamiento abusivo”.

Cuando Sayoc fue arrestado el viernes, el tuit todavía estaba en línea.

Más tarde en el día, Twitter dijo que debería haber tomado medidas diferentes cuando Ritchie se contactó con ellos.

“Cometimos un error cuando Rochelle Ritchie nos alertó por primera vez de la amenaza contra ella”, dijo la declaración de Twitter. “El tuit claramente violó nuestras reglas y debería haber sido eliminado. Lamentamos profundamente ese error”.

MIRA: Lo que sabemos de Cesar Antieri Sayoc, el hombre arrestado en conexión con los paquetes sospechosos

Twitter ha dicho repetidamente que está trabajando en la lucha contra el acoso y el abuso en su plataforma. Pero las personas que usan Twitter han dicho una y otra vez que no está haciendo lo suficiente. No es infrecuente que los usuarios denuncien amenazas explícitas de violencia y luego, para su consternación, vean una respuesta automática que dice que no hubo violación de sus reglas.
 
En el caso de Sayoc, la oportunidad de alertar a las autoridades sobre alguien que amenazaba abiertamente a figuras públicas, alguien que supuestamente trató de hacer valer esas amenazas, podría haberse perdido porque Twitter no actuó.

“Uno piensa ‘si veo algo, digo algo’ y luego, cuando lo dices, te ignoran”, dijo Ritchie a CNN Business el viernes. “Es realmente irritante que estos sitios de medios sociales no tomen estas cosas en serio”.

Después de que el tuit a Ritchie se hiciera viral, Twitter envió un email a la analista política para pedirle disculpas.

MIRA: Este es el número de veces que Trump ha atacado a los blancos de los paquetes bomba

El tuit dirigido a Ritchie fue solo uno de los muchos ejemplos similares de la cuenta de Sayoc.

El 20 de septiembre, en respuesta a un tuit del presidente Trump, Sayoc publicó un video de sí mismo en lo que parece ser un mitin de Donald Trump.

El texto del tuit amenazó al exvicepresidente Joe Biden y al ex secretario de Justicia Eric Holder, quienes también recibieron los artefactos explosivos improvisados descubiertos esta semana.

CNN Business le hizo varias preguntas a Twitter sobre Sayoc y sus tuits el viernes: ¿Por qué el tuit dirigido a Ritchie no se consideró una violación de las reglas de la compañía? ¿Por qué la amenaza contra Biden y Holder todavía vive en la plataforma? ¿Vigila Twitter las respuestas a los tuits del presidente de Estados Unidos para buscar amenazas? ¿Monitorea proactivamente las amenazas a figuras públicas como Biden y Holder?

La única respuesta de la compañía fue: “Esta es una investigación en curso de aplicación de la ley. No tenemos un comentario”.

Un portavoz de Facebook le dijo a CNN que la compañía había retirado la cuenta de Sayoc el viernes. El portavoz dijo que varias de las publicaciones anteriores de Sayoc habían violado los estándares de la comunidad de Facebook y habían sido eliminadas antes de ser arrestado, pero que ninguna de sus publicaciones sobre las que Facebook recibió reportes o descubrió que contenía violaciones de sus reglas eran lo suficientemente severas como para eliminar la cuenta por completo.