(CNN) - Los 12 muchachos del equipo de fútbol tailandés que fueron rescatados tras haber quedado atrapados en una red de cuevas inundadas en el norte de Tailandia se han encontrado con jugadores del Manchester United y con el entrenador del club, el no menos popular José Mourinho.

Con edades de entre 11 a 16 años, el equipo de Wild Boars pasó el sábado en el campo de entrenamiento del United y luego realizó una visita al estadio Old Trafford del club de Manchester para un recorrido. Luego, asistieron al partido entre el equipo de Mourinho y el Everton, ganado por los 'Red Devils' por 2-1, en un encuentro por la Premier League inglesa este domingo.

El equipo tailandés fue fotografiado recibiendo aplausos de los seguidores del Manchester United en Old Trafford antes del juego ante el Everton.

Antes de que comenzara el partido, hubo un minuto de silencio en memoria del dueño del club Leicester, Vichai Srivaddhanaprabha.

Los fanáticos de Leicester están esperando saber si el dueño del club estaba a bordo de su helicóptero que se incendió luego de estrellarse en un estacionamiento al lado del estadio King Power en Leicester el sábado.

Los niños del equipo de fútbol tailandés, en el estadio Old Trafford, de Manchester.

Nueve largos días

A principios de este mes, los Wild Boars jugaron un partido amistoso en el Estadio Monumental de Argentina, que fue sede de la final de la Copa Mundial de 1978.

Los niños, de entre 11 y 16 años de edad, habían sido invitados por el Comité Olímpico Internacional (COI) para asistir a los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018 en Buenos Aires.

El equipo estuvo acompañado por el entrenador que también quedó atrapado en las cuevas de Tham Luang durante más de dos semanas en junio de este año. Usando un uniforme completamente púrpura, los Wild Boars jugaron con el equipo sub-13 del club argentino River Plate. El partido terminó 3-3.

Los jóvenes futbolistas y su entrenador fueron rescatados con éxito entre el 8 y el 10 de julio luego de que expertos internacionales en buceo en cuevas los evacuaran uno por uno.

No habían comido nada durante nueve días y bebieron agua turbia del interior de la cueva.

El máximo organismo mundial del fútbol, ​​la FIFA, invitó a los niños y su entrenador a asistir a la final de la Copa del Mundo en Moscú, entre Francia y Croacia, el 15 de julio, pero debido a razones médicas no pudieron asistir.