CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Nueva demanda asegura que Donald Trump y sus hijos ganaron millones con estafas de inversión

Por Erica Orden

(CNN) — Donald Trump, presidente de Estados Unidos, sus tres hijos mayores y su compañía fueron acusados ​​en una demanda colectiva presentada este lunes en el tribunal federal de Manhattan de usar su marca para ganar millones al convencer a inversionistas no experimentados para que participen en planes fraudulentos.

Presentada en nombre de cuatro personas anónimas, la demanda acusa al mandatario y a sus hijos Eric, Donald Jr. e Ivanka Trump de promover lo que describieron como oportunidades de negocios prometedoras con tres compañías a cambio de pagos “secretos”: ACN Opportunity, una empresa de marketing de telecomunicaciones; Trump Network, una empresa de comercialización de vitaminas y productos de salud; y el Instituto Trump, un programa de seminarios que “pretendía vender los ‘secretos del éxito’ de Trump”.

La demanda afirma que los Trump “engañaron deliberadamente” a los clientes sobre el posible éxito de sus inversiones. La demanda de 160 páginas afirma además que los Trump se involucraron en “un patrón de actividades de chantaje” y “eran conscientes de que la gran mayoría de los consumidores perderían el dinero que invirtieran en las oportunidades de negocios y programas de capacitación” ofrecidos por las tres compañías. Ninguna de las tres compañías es nombrada como demandada.

LEE: El jefe de campaña de Trump explica un comercial sin precedentes y defiende la retórica presidencial

La demanda es financiada por una organización sin fines de lucro con vínculos con candidatos demócratas, el Centro de Investigación Tesseract, según un portavoz de la firma de abogados Kaplan, Hecker & Fink. Una socia en esa firma, Roberta Kaplan, así como Andrew G. Celli Jr., de Emery, Celli, Brinckerhoff y Abady, representan a los demandantes.

En respuesta a la demanda, un abogado de la Organización Trump, Alan Garten, dijo que el caso “no tenía fundamento” y recordó las afiliaciones demócratas de Tesseract y de los abogados demandantes.

Un portavoz del equipo legal de los demandantes dijo que el caso se presentó el lunes “porque ya está listo”.

Fachada de la Trump Tower, uno de los símbolos del imperio empresarial de Donald Trump.

“Hicimos una investigación exhaustiva y mucha investigación legal, y los demandantes están ansiosos por presentar”, agregó. “No importa cuándo se presentó, la Organización Trump dirá que tenía motivaciones políticas”.

Trump ha enfrentado acusaciones similares de fraude anteriormente, sobre todo en tres juicios presentados contra la Universidad de Trump, su seminario de bienes raíces, ahora desaparecido, que pretendía revelar sus secretos comerciales a los estudiantes. Trump acordó resolver esas demandas, que alegaban que el programa presentaba anuncios falsos y nunca cumplió lo ofrecido, por 25 millones de dólares, solo días después de las elecciones presidenciales de 2016.

La nueva demanda presentada este lunes sostiene que, como en el caso de Trump University, la marca Trump y el aparente respaldo del propio Trump fueron fundamentales para atraer a los inversionistas confiados a las compañías falsas que promovió.

Por ejemplo, en el caso de un demandante identificado solo como “Luke Loe”, la aparición de Trump en un video promocional que se mostró a los posibles participantes de ACN selló el trato para Loe como una “buena oportunidad de hacer dinero”, dicen documentos judiciales. En ese momento, en 2014, Loe estaba sin hogar y trabajando para el Ejército de Salvación, y no podía pagar la tarifa de registro de ACN de 499 dólares. Pero, según el respaldo de Trump, de acuerdo a la demanda, Loe pidió prestado dicho monto a un amigo para unirse a ACN, luego asistió a de 25 a 30 reuniones, cada una con un costo de 10 a 20 dólares.

Tras meses de invertir dinero en la compañía, incluso para asistir a una convención nacional en Cleveland, donde vio a Trump aparecer nuevamente a través de una cinta de video, Loe se dio cuenta de que ya había hecho suficiente y renunció a ACN.

“‘Confíe en mí’ ‘, dijo Trump a menudo al respaldar y promover las inversiones”, agrega la demanda. “Desafortunadamente, demasiadas víctimas lo hicieron”, indica el documento.