CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Voto Latino

Inmigrantes indocumentados

Latinos en EE.UU. sienten que su situación ha empeorado desde que Donald Trump es presidente

Por CNN Español

(CNN Español) — Un 47% de latinos en Estados Unidos considera que su situación ha empeorado en el último año, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Latinos del Pew Research Center. Un año antes, solo un 32% expresaba el mismo punto de vista, según el mismo estudio.

Asimismo, un 49% está seriamente preocupado de su lugar en la sociedad estadounidense y el 55% estaba preocupado de que él, un familia o un conocido sea deportado.

Del total de encuestados, un 67% considera que las políticas del actual gobierno han sido perjudiciales para los latinos. En perspectiva, el estudio compara que en 2010 solo el 15% de los latinos culpaba al gobierno de entonces (del presidente Barack Obama) de su situación y que en 2007 el 41% señalaba al gobierno de George W. Bush.

LEE: Nueva demanda asegura que Donald Trump y sus hijos ganaron millones con estafas de inversión

Este martes, Donald Trump, en una entrevista con Axios, aseguró —desafiando la Constitución— que firmará un decreto presidencial que revocaría el derecho a la ciudadanía a los nacidos en Estados Unidos de padres no ciudadanos o inmigrantes sin documentos.

Se trata de una idea muy polémica, además de legalmente dudosa, que corresponde a la escalada de su retórica de línea dura sobre inmigración a una semana para unas elecciones intermedias cruciales.

Trump no dijo cuándo firmaría el decreto, y algunas de sus promesas anteriores de utilizar la acción ejecutiva no se han cumplido. Pero ya sea que el presidente siga adelante con su amenaza o no, el problema se une a una serie de acciones destinadas a llevar el asunto de la inmigración a la mente de los votantes mientras se dirigen a las urnas la próxima semana.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, no cesa en su discurso contra los inmigrantes. (Crédito: Pete Marovich/Getty Images)

No obstante, las primeras voces de rechazo a la eliminación de la ciudadanía por nacimiento, con argumentos legales, no tardaron en aparecer. La Unión de Libertades Civiles (ACLU) rechazó la propuesta de Trump este martes.

“El presidente no puede borrar la Constitución con un decreto, y la garantía de ciudadanía de la Enmienda 14 es clara”, dijo Omar Jadwat, director del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de la ACLU. “Este es un intento transparente y descaradamente inconstitucional para sembrar la división y avivar las llamas del odio antiinmigrante de cara a las elecciones intermedias”, agregó.

De otro lado, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, también dejó en claro que no veía viable la idea de Trump. Ryan declaró este martes a una estación de radio de Kentucky que “no se puede poner fin a la ciudadanía por derecho de nacimiento con una orden ejecutiva”.

“Obviamente no puede hacer eso”, dijo Ryan a WVLK.”Como conservador, soy un creyente en seguir el texto claro de la Constitución y creo que en este caso la Enmienda 14 es bastante clara”, continuó.

Un día antes, el mandatario prometió en una entrevista en Fox News construir ciudades de tiendas de campaña para albergar a los migrantes que viajan a través de México hasta la frontera sur de los Estados Unidos. Su administración anunció el despliegue de 5.200 soldados de apoyo para proteger la frontera a medida que la caravana continúa avanzando. Ello, pese a que faltan semanas para su llegada, si es que no meses, para que los primeros lleguen a la frontera con Estados Unidos.

Asimismo, aseguró que habrá una “invasión” de inmigrantes si la frontera no es tapiada con un muro.