(CNN Español) - La final de la Copa Libertadores será argentina. Boca Juniors empató 2-2 con Palmeiras en Brasil en el partido de vuelta de la semifinal del mayor torneo continental y se enfrentará a River en un superclásico.

El empate le sirvió a Boca Juniors, seis veces campeón, para vencer 4-2 en el global y pasar a la final. Será la primera vez que se encuentra en una final de este torneo con River. Además, el encuentro marcará la primera ocasión en que dos equipos de la misma ciudad llegan a esta instancia.

Podría ser el partido con más trascendencia en la historia del fútbol sudamericano en el ámbito de clubes.

Al menos por dos noches cuando se jueguen los partidos de ida y vuelta, el fútbol continental se va a paralizar.

El primer partido se jugará el miércoles 7 de noviembre en la Bombonera, en Buenos Aires, y la revancha en el estadio Monumental, en la misma ciudad, pero aún sin fecha definida.

Para esta ocasión, el gol de visitante no tendrá doble valor.

Celebración y ansiedad

En las redes sociales los usuarios expresaron su euforia por esta final única, pero también ansiedad e incluso preocupación por las alteraciones al orden público que podrían presentarse.

Hasta el presidente Mauricio Macri fue protagonista de los memes, pues días antes había dicho que no quería una final entre Boca y River