(CNN Español) - Con 57,5 millones de personas en Estados Unidos, los latinos son la minoría racial más grande del país, aunque su representación en el personal de alto rango que labora en la Cámara de Representantes es muy inferior, según un informe reciente.

De acuerdo con el reporte "Diversidad Racial Entre el Personal de Alto Rango de la Cámara de Representantes de Estados Unidos", las diversas minorías no blancas representan el 38% de la población del país, pero solo 13,7% del personal de alto nivel en la Cámara baja del Congreso.

Esto quiere decir que de las 1.110 personas con cargos de alto rango en las oficinas de los miembros de la cámara con derecho a voto, únicamente 152 son personas no blancas.

De esos 152, 45 son latinos, lo que los coloca por debajo de los 70 empleados de alto nivel que son negros, pese a ser la minoría racial más grande del país, según el estudio realizado por el Centro Conjunto para Estudios Económicos y Políticos, un centro de estudios de política pública en Washington.

Como personal de alto nivel, el reporte incluye a líderes de equipo, directores legislativos y directores de comunicación en las oficinas de los miembros de la cámara en Washington, así como similar personal adscrito a las oficinas de líderes de cada partido y similar personal adscrito a las distintas comisiones en la cámara.

La situación se agrava para los latinos en particular cuando hablamos de las oficinas de líderes de partido y de las comisiones, donde ningún empleado de alto nivel es de este grupo.

El reporte señala que aunque los distritos que representan los demócratas miembros del Congressional Hispanic Caucus cuentan en promedio con 61% de población latina, el personal de alto nivel de esta minoría que labora en sus oficinas es de menos del 28%.

En cuanto a los republicanos, la cifra es ligeramente superior: un 29% del personal de alto nivel que labora en las oficinas de los republicanos miembros de la Congressional Hispanic Conference del partido son latinos.

Sin embargo, casi 40% de los miembros del Caucus Hispano de los demócratas y más de la mitad de los miembros de la Conferencia Hispana de los republicanos no cuentan en su personal de alto nivel con ningún latino.