Alejandro Jiménez en el St Catherine's College. (Crédito: Conacyt)
Alejandro Jiménez en el St Catherine's College. (Crédito: Conacyt)

(CNN Español) - Se llama Alejandro Jiménez Sánchez, es mexicano y recién acaba de recibir el premio a la mejor tesis doctoral del año del Instituto de Investigación sobre el Cáncer de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido. Así lo informó el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) de México, entidad que becó al joven mexicano, en una nota de prensa el pasado 29 de octubre.

Jiménez recibió el galardón el 19 de octubre por su investigación, que estuvo centrada en cómo el sistema inmnunológico "puede reconocer como una amenaza las células de un tumor canceroso y combatirlas", informó la institución.

MIRA: Estudiantes mexicanos crean chicle que da energía y combate el estrés

"El trabajo de Alejandro Jiménez aporta información valiosa para el avance de la inmunoterapia, una nueva forma de tratar el cáncer, que busca activar el sistema inmune de los pacientes con esta afección, para que su propio organismo sea capaz de detener la progresión de la enfermedad", describió Conacyt.

Alejandro, según la nota de la institución, "se siente muy contento por haber sido elegido entre tantos trabajos de alto nivel, una distinción que nunca se imaginó recibir cuando comenzó su doctorado hace tres años".

Investigación sobre el cáncer

En concreto, este joven mexicano realizó un análisis de los genomas de cinco tumores de una misma paciente. Los tumores le fueron extirpados y ella dio permiso para que fueran estudiados para saber por qué algunos de ellos habían crecido y otros habían menguado.

Alejandro Jiménez al recibir el premio por su tesis doctoral. (Crédito: Conacyt).

Alejandro Jiménez al recibir el premio por su tesis doctoral. (Crédito: Conacyt).

MIRA:Estudiantes mexicanos crean esta prenda de vestir contra el acoso a las mujeres que emite descargas eléctricas

"Los médicos secuenciaron el genoma de cada uno de los tumores y enviaron los datos a la Universidad de Cambridge, donde Alejandro Jiménez estudiaba su doctorado", describe Conacyt.

El mexicano, especializado en analizar información biológica, fue el que se encargó de analizar la información genética y molecular de las muestras de la paciente, observando que los que habían reducido su tamaño lo habían hecho por su propio sistema inmunológico.

"El estudiante, en colaboración con Alexandra Snyder, investigadora en Nueva York, validó los resultados computacionales al encontrar que los tumores que estaban desapareciendo tenían entre su estructura más células del sistema inmunológico, que los que estaban aumentando de tamaño", relata Conacyt, que explica que esto es "algo poco común" ya que "las células inmunológicas no suelen reconocer los tumores cancerosos como agentes extraños, pues los tumores están formados por células del propio cuerpo que han sufrido alguna mutación".

De este modo, el joven mexicano pudo observar cómo diferentes zonas del cuerpo pueden tener "distintos microambientes inmunológicos y cómo cada tumor envía señales inmunológicas propias". "Esto quiere decir que en un mismo paciente, un solo tratamiento puede no ser efectivo, o que incluso si se logra activar su sistema inmunológico, este puede no reconocer todas las células cancerosas", explicó Conacyt.

“Este es un ejemplo muy claro de lo difícil que es decidir si se le da o no terapia a un paciente, o decidir qué terapia se le da. Nos muestra lo mucho que tenemos que continuar investigando para llegar a ese punto”, le dijoJiménez a la institución.

Además de esto, el estudio dejó otra conclusión: "la inmunoterapia puede ser una opción que ayude o incluso sustituya los tratamientos actuales contra el cáncer; de hecho, la inmunoterapia ya se utiliza para tratar algunos casos de melanoma", concluyó la entidad.