(CNN) - Un misterioso objeto con forma de cigarrillo que fue observado el año pasado dando vueltas por nuestro sistema solar podría haber sido una nave extraterrestre enviada a investigar la Tierra, según astrónomos de la Universidad de Harvard, pero hay expertos que no están tan convencidos.

El objeto, identificado con el nombre de 'Oumuamua, que en hawaiano significa "un mensajero que llega desde un pasado lejano", fue descubierto en octubre de 2017 por el telescopio Pan-STARRS 1 en Hawai.

MIRA: Lanzan por primera vez un cohete y nave espacial reutilizados al espacio

Desde su descubrimiento, los científicos no han podido ponerse de acuerdo para explicar sus características inusuales y su origen preciso. Primero, algunos investigadores dijeron que era un cometa y luego un asteroide, antes de determinar que es el primero de su tipo: una nueva clase de "objetos interestelares".

Ahora, un nuevo trabajo de investigadores del Centro Smithsoniano de Astrofísica en Harvard abre la posibilidad de que el objeto alargado de color rojo oscuro, que es 10 veces más largo que lo que es de ancho y que viaja a velocidades de 315.000 kilómetros por hora, pueda tener un "origen artificial".

"'Oumuamua podría ser una sonda totalmente operativa enviada a las inmediaciones de la Tierra por una civilización extraterrestre", escribieron los investigadores en el trabajo que fue presentado a la revista Astrophysical Journal Letters.

La teoría se basa en la "excesiva aceleración" del objeto o en el inesperado impulso a su velocidad a medida que recorría y finalmente abandonaba nuestro sistema solar enero de 2018.

"Considerando un origen artificial, una posibilidad es que 'Oumuamua sea una vela solar, flotando en el espacio interestelar como los restos de un avanzado equipo tecnológico", escribieron los autores del trabajo, en el que sugieren que el objeto podría ser impulsado mediante radiación solar.

Pero no todos los expertos están convencidos.

¿Podría ser fantasía?

Otros misterios del espacio han sido clasificados previamente como señales de vida extraterrestre: una misteriosa señal de radio, repetición de sonidos de radio rápidas e incluso una estrella extrañamente parpadeante, conocida como la Estrella de Tabby.

Más tarde se determinó que la misteriosa señal de radio provenía de la Tierra, los sonidos repetitivos de radio aún se están investigando, y una nueva investigación sugiere que la Estrella de Tabby está parpadeando debido al polvo, en lugar de ser una megaestructura alienígena.

Entonces, ¿qué significa eso para 'Oumuamua?

"No estoy muy convencido y honestamente creo que el estudio es bastante defectuoso", escribió en un correo electrónico Alan Jackson, miembro del Centro de Ciencias Planetarias de la Universidad de Toronto Scarborough. "Carl Sagan dijo una vez: "las afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias" y este documento carece claramente de pruebas y no hay pruebas extraordinarias".

Jackson publicó un artículo en los Avisos mensuales de la Royal Astronomical Society en marzo que sugiere que 'Oumuamua provino de un sistema estelar binario, o un sistema con dos estrellas.

Objeto espacial detectado en 2017 podría ser extraterrestre

Jackson dijo que los datos espectrales de 'Oumuamua parecen de un asteroide o un cometa, mientras que el de una vela solar se vería muy diferente. El nuevo documento propone que la vela fue cubierta con polvo interestelar, lo que oculta su verdadera firma espectral.

"Cualquier nave espacial funcional casi seguramente retraería su vela solar una vez en el espacio interestelar para evitar daños", dijo Jackson. "La vela es inútil una vez que está lejos de una estrella, por lo que no habría ninguna razón para dejarla desplegada. Si se desplegara de nuevo al ingresar al sistema solar, sería prístina. Incluso si se dejara desplegada, la acumulación de polvo estaría principalmente en el lado principal como los insectos en un parabrisas".

MIRA: Objeto espacial Oumuamua podría ser extraterrestre

'Oumuamua también viaja en un giro complejo, pero una vela solar en funcionamiento tendría un camino mucho más suave y una evidente aceleración impulsada por la radiación, dijo Jackson. Incluso el movimiento de giro de una vela solar dañada estaría mucho más influenciada por las fuerzas de radiación que lo que se ve, explicó.

La vela solar también sería más delgada de lo que describen los autores del nuevo artículo, dijo.

"La vela en IKAROS tiene un grosor de 7,5 micrómetros con una masa de solo 0.001g / cm ^ 2, 100 veces más baja que su estimación", dijo Jackson. "Si bien una nave espacial y una vela combinadas podrían tener una masa neta mayor, la vela en sí misma debe ser extremadamente ligera. Eso también cambiaría significativamente su estimación de hasta dónde podría viajar antes de desmoronarse, aunque como dije, dudo de cualquier nave funcional dejaría su vela desplegada en el espacio interestelar".

Las velas solares tampoco pueden cambiar de rumbo después de su lanzamiento, por lo que si Oumuamua fuera realmente una vela solar, sería rastreable hasta su origen. Hasta ahora, no hay un origen obvio para Oumuamua.

"Más allá de eso, se vuelve difícil de rastrear debido al movimiento de las estrellas y cualquier hipotética civilización extraterrestre enfrentaría el mismo problema al trazar un curso tan largo en primer lugar (aparte de los argumentos sobre si querrían lanzar una nave que no llegaría a su destino durante muchos millones de años)", dijo Jackson.

En cuanto a Oumuamua, hay poca evidencia porque los astrónomos no pudieron observarlo por mucho tiempo, lo que lo abre a la especulación en nombre de la ciencia.

"Lo que hay que entender es: los científicos están perfectamente felices de publicar una idea extravagante si tiene la más mínima posibilidad de no equivocarse", escribió la astrofísica y cosmóloga Katherine Mack. "Pero hasta que cada otra posibilidad se haya agotado una docena de veces, incluso los autores probablemente no lo crean".

MIRA: Resuelven el misterio del esqueleto "extraterrestre" de Chile

Pero es importante señalar que los investigadores que escribieron el nuevo artículo tienen experiencia en velas solares, por lo que sugieren que 'Oumuamua podría ser como una vela solar, dijo Coryn Bailer-Jones del Instituto Max Planck de Astronomía. El artículo de Bailer-Jones sobre posibles sitios de origen para 'Oumuamua fue aceptado por el Astrophysical Journal en septiembre.

"Los alienígenas solo llegarían a todo esto si aceptas su suposición (y eso es lo que es; no proviene de los datos) de que 'Oumuamua es como una vela, y tampoco asume que nada de eso pueda ser natural", dijo Bailer-Jones en un correo electrónico. "De hecho, solo mencionan la palabra 'extraterrestre' una vez, cuando mencionan de pasada que 'Oumuamua podría haber dirigido para interceptar el sistema solar.

"No tengo ningún problema con este tipo de estudio especulativo", agregó Bailer-Jones. "Es divertido y estimulante, y el tema de si hay vida extraterrestre es realmente importante. Pero el documento no proporciona evidencia de extraterrestres (y los autores no afirman eso, debo anotar)".