(CNN Español) - El Instituto Nacional de Salud de Colombia informó que se han confirmado 158 casos de sarampión en todo el país en lo que va de 2018.

El aumento es dramático respecto al primer trimestre del año, cuando se registró el primer caso de sarampión importado, una situación que ha sido impulsada por la inmigración de venezolanos a Colombia, según las autoridades sanitarias del país.

De los 4.863 casos notificados hasta el 2 de noviembre de 2018, 4.327 fueron descartados, reportó el INS de Colombia. En 2014, este país había sido declarado como territorio libre de sarampión autóctono.

Foto de archivo. Un bebé es vacunado contra sarampión y rubeola. (Crédito: Sean Gallup/Getty Images)

El dramático aumento de los casos de sarampión en Colombia ha ocurrido desde marzo de 2018 cuando se registró el primer caso, en Medellín, en un niño de 14 meses proveniente de Caracas, Venezuela.

Desde entonces los casos de sarampión “importado”, es decir, personas de otros países que llevan la enfermedad a Colombia, han aumentado notablemente. Esto se debe al flujo migratorio de venezolanos en Colombia, que hasta el 30 de octubre de 2018 fue de casi 800.000 ciudadanos, según Migración Colombia.

“Son todos de este año. Arrancaron en marzo, fue el primer caso que tenemos nosotros”, le dijo a CNN en Español Diego García Londoño, coordinador nacional del Programa de Vacunación del Ministerio de Salud de Colombia. “No tuvimos casos reportados el año pasado”.

"Los primeros casos que se presentaron del país fueron casos importados en población venezolana que venía procedente de ese país", dijo García Londoño. "Ha habido unos casos asociados a estos y ahorita en Cartagena tenemos ya una circulación del virus... con casos ya en población colombiana".

Cifras del Ministerio de Salud dan cuenta que de los 158 casos de sarampión el 29% corresponde a casos importados; el 58% son relacionados con esas importaciones, y el 13%, es de fuente desconocida. Hasta el momento, dice García Londoño, Colombia no ha presentado casos autóctonos ni de sarampión ni de rubeola, otra de las enfermedades que ha aumentado en el país en los últimos meses.

Lugares como Cartagena (65), Norte de Santander (26) y Barranquilla (14) son algunos de los más afectados por el brote, dice el Ministerio.

Cartagena es uno de los focos de atención más grandes para las autoridades sanitarias, con 30 casos en niños menores de un año, según García Londoño. En esta ciudad el brote de sarampión inició a mediados de julio, según el Ministerio de Salud.

A pesar de que los casos de sarampión han aumentado dramáticamente desde marzo de 2018, las cifras de Colombia son mínimas respecto a las de otros países como Brasil y Venezuela, un país que restableció “la transmisión endémica del virus”, según la Organización Panamericana de la Salud.

Hasta el octubre 23 de 2018, en Venezuela se habían registrado 5.525 casos de sarampión, entre ellas 73 muertes; en Brasil, 2.192 casos, entre ellas 12 muertes; Estados Unidos, 142, y Ecuador, 19 casos, entre otros.

En general, hasta esa fecha, en 11 países de América se han registrado 8.091 casos confirmados de sarampión, incluidas 85 defunciones, según la OPS.

Pero las autoridades de Colombia dicen que el 95% de la población de un año está vacunada contra el sarampión, y dijo que el país compró 250.000 dosis adicionales para vacunar menores de edad en las regiones de más alto riesgo como lo son las áreas fronterizas por donde hay alto flujo de venezolanos.

“Nuestra población está vacunada, adecuadamente protegida con las campañas de vacunación que hemos hecho”, puntualizó el director de Vacunación del Ministerio de Salud de Colombia.

Las autoridades de salud de Colombia alertaron en septiembre de este año que otras enfermedades como malaria, VIH, cáncer de cuello uterino y condiciones como la malnutrición entre la población de venezolanos que vive en Colombia aumentaron debido a la ola migratoria de los últimos años.