(CNN) - Todavía hay 171 niños de familias separadas en custodia de Estados Unidos más de cuatro meses después de que un juez ordenara al Gobierno reunir a las familias inmigrantes indocumentadas que se habían separado en la frontera, según documentos judiciales presentados el jueves.

De los niños que permanecen bajo custodia, hay siete que están en trámite para reunirse con sus padres en sus países de origen, según los documentos de la corte, y seis esperan que el gobierno de Estados Unidos libere a sus padres en el país.

LEE: Corte de apelaciones dice que la administración Trump no puede acabar con DACA

Pero 146 de los niños de familias separadas que permanecen bajo custodia (más del 85%) no se reunificarán con sus padres, ya sea porque los padres rechazaron la reunificación o porque los funcionarios consideraron que no puede ocurrir porque los padres no son aptos o representan una peligro, dijeron los funcionarios.

Los nuevos números aparecen en el último caso de la corte federal en el caso de acción de clase de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) sobre las separaciones familiares.

En junio, el juez de distrito de Estados Unidos Dana Sabraw ordenó al Gobierno que reuniera a la mayoría de las familias que había dividido, incluidos padres e hijos que habían sido separados como resultado de la política de "tolerancia cero", ahora revertida, en la frontera y algunas separaciones que habían ocurrido antes de que se pusiera en práctica esa política.

El proceso de reunificación se ha prolongado durante meses y enfrentó una serie de obstáculos cuando los miembros de un comité directivo dirigido por ACLU lucharon para localizar a los padres que habían sido deportados sin sus hijos.

Sabraw dijo el mes pasado que esperaba que el proceso de reunificación llegara a su fin el viernes, pero los documentos presentado del jueves indica que las reunificaciones no están completas.

Los padres deportados de 99 niños bajo custodia han dicho que no quieren que sus hijos sean devueltos a sus países de origen. Y hay 11 niños en custodia del Gobierno para quienes la ACLU aún no ha notificado si los padres quieren reunificarse o rechazar la reunificación, dijeron los funcionarios.

Unos aproximadamente 48 niños adicionales que permanecen bajo custodia incluyen 17 cuyos padres están en EE.UU. pero han optado por no reunificarse con sus hijos, así como 30 cuyos padres han sido considerados no aptos para reunificarse. El Gobierno dice que un niño no puede reunirse en este momento con un padre que está en EE.UU. porque el padre está bajo detención criminal.

Los funcionarios han enfatizado que los números cambian constantemente, y los abogados todavía los están debatiendo a medida que se reúnen para resolver los siguientes pasos en el caso.

La próxima audiencia en el caso está programada para el viernes.