(MARCO BERTORELLO/AFP/Getty Images)

(CNN) — ¡Salud!

Arqueólogos en China descubrieron una jarra de 2.000 años de antigüedad que contiene un líquido con alcohol que se cree sería vino. 

El descubrimiento ocurrió el 6 de noviembre en la provincia china de Henan, al oeste de Shanghai.

Shi Jiazhen, director del instituto de Arqueología y Reliquias Culturales en la ciudad de Luoyang, le dijo a la agencia de noticias china Xinhua que "hay 3,5 litros del líquido en color amarillo transparente. Huele como a vino".

El posible vino fue hallado como parte de la excavación de un sepulcro de la dinastía Han, junto con artefactos hechos de bronce y barro.

Durante mucho tiempo, el vino ha jugado un papel importante en las excavaciones arqueológicas.

Fragmentos de cerámica que datan de la era neolítica (6000-5800 aC) marcados con restos de uvas fueron descubiertos en Georgia, en el este de Europa, en 2017. Contienen indicios sobre el origen de la preparación del vino en el lugar, casi un milenio antes de lo que los historiadores creían que había sido el inicio de esta práctica.

La cerámica tiene rastros de ácido tartárico, que es lo que le da al vino su acidez.

Asimismo, Chipre reclama también otro logro histórico en la historia del vino: su tradicional vino para postre llamado Commanderia sería el vino con nombre más antiguo del mundo.