París (CNN) - Los actos antisemitas en Francia aumentaron en un 69% en los primeros meses de 2018, según informó el primer ministro Edouard Phillippe este viernes.

En un comunicado publicado en el aniversario 80 del Kristallnacht —una matanza llevada a cabo por los nazis contra la comunidad judía en Alemania en 1938— Phillippe anunció una nueva fuerza de tarea para mejorar la educación y lidiar con el antisemitismo en las escuelas.

El Kristallnacht llevó a que casi 100 judíos fueran asesinados, 30.000 hombres fueran arrestados, más de 1.000 sinagogas fueran quemadas y más de 7.000 negocios judíos fueran destruidos o quemados.

“Fue hace 80 años. El 9 de noviembre de 1938, que los nazis causaron en Alemania una noche de violencia sistemática contra sinagogas, tiendas de judíos y casas de judíos”, escribió Phillippe en una publicación de Facebook.

“El amenazante sonido de ventanas rotas le dio su nombre a este terrible episodio en la historia: la Noche de las Ventanas Rotas”, agregó. “¿Por qué recordar, en 2018, este recuerdo tan doloroso?”.

Los negocios de los judíos fueron destruidos por los alemanes la noche del Kristallnacht.

“Porque estamos muy lejos de haber terminado con el antisemitismo. Acabo de leer las más recientes cifras en relación al aumento de los actos antisemitas en nuestro país. Estas no pueden ser ignoradas. Aunque disminuyeron los pasados dos años, estos actos ahora han aumentado en más de un 69% en los primeros meses de 2018”, dijo el primer ministro.

Después de alcanzar una cifra récord en 2015, los actos antisemitas cayeron bruscamente en un 58% en 2016. Esta tendencia continuó en 2017, con una disminución del 7%, aunque esto enmascaró un aumento en los actos violentos contra los judíos.

La naturaleza de los actos antisemitas ha cambiado drásticamente en los últimos años, manifestándose en sí mismo en violencia que ha matado a 11 personas desde 2006.

En 2015, un hombre armado mató a cuatro personas en un supermercado kosher en París mientras el mundo horrorizado lo veía en televisión. Tres años antes, cuatro personas, incluidos tres niños, fueron asesinados en un ataque en una escuela judía en Toulouse, sorprendiendo al país.

Este año, cientos de personas se tomaron las calles para manifestarse después de que Mireille Knoll, una francesa sobreviviente del holocausto, fuera asesinada en su apartamento en lo que las autoridades describieron como un crimen de odio antisemita.

Phillippe dice que el gobierno ahora intensificará su lucha contra el antisemitismo, el racismo y la homofobia, pidiéndole a cada ciudadano francés que “se movilice por la vida, por la identidad de Francia y por los valores de la República”.

El primer ministro Edouard Phillippe puso en marcha un plan para combatir el antisemitismo.

Phillippe anunció la movilización de un equipo de tarea nacional para educar a los niños en las escuelas en todo el país sobre los peligros del antisemitismo.

También prometió hacer una prioridad nacional enfrentar el discurso de odio, así como presentar un premio antirracismo cuyo nombre, Ilan Halimi, es en honor de una mujer de 23 años que fue torturada y asesinada en un ataque antisemita en 2006.

También hay planes para establecer un procedimiento de quejas en Internet que les permita a los usuarios registrar ataques ante las autoridades.

El anuncio de Phillippe llega un día después que el gobierno de Francia se echara para atrás en planes aparentes para rendirle tributo al Jefe Philippe Pétain, quien colaboró con los Nazis en la deportación de judíos desde Francia durante la II Guerra Mundial— como parte de las conmemoraciones del centenario del fin de la I Guerra Mundial.

— Saskya Vandoorne de CNN reportó desde Francia. James Masters de CNN escribió desde Londres. Anne-Dominique Correa contribuyó con este reporte.