CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Trump dice que puede limitar el acceso de los periodistas a la Casa Blanca

Por Brian Stelter, David Shortell

(CNN) — La Casa Blanca afirma que puede escoger a los periodistas que reciben un pase permanente para cubrirla, según un recurso presentado en una corte por el Departamento de Justicia el miércoles.

MIRA: Fox News, NBC, AP, The New York Times y más apoyan la demanda de CNN para recuperar el pase de prensa de Jim Acosta

La presentación fue la respuesta legal del gobierno por la demanda de CNN y Jim Acosta por la reciente suspensión del pase de prensa del corresponsal.

La demanda del martes contra el presidente Trump y varios de sus principales colaboradores argumenta que la prohibición viola los derechos de la Primera y Quinta Enmienda de CNN y de Acosta.

Prácticamente todas las principales organizaciones de noticias del país se han aliado con CNN.

Pero la administración Trump, en una brusca ruptura con décadas de tradición, afirma que tiene “amplia discreción” para limitar el acceso de los periodistas a los edificios y eventos de la Casa Blanca.

“El presidente y la Casa Blanca tienen la misma discreción para regular el acceso a la Casa Blanca para los periodistas (y otros miembros del público) que tienen para seleccionar qué periodistas recibirán entrevistas, o qué periodistas reconocen en las conferencias de prensa”, dicen los abogados.

Históricamente, tanto las administraciones republicanas como las demócratas han tenido un enfoque permisivo para el acceso a la prensa, proporcionando credenciales tanto a grandes organizaciones de noticias como CNN y medios de comunicación marginales.

La suspensión de Acosta, que entró en vigencia hace una semana, es un paso sin precedentes. Los grupos de defensa del periodismo dicen que podría tener un efecto escalofriante en la cobertura de noticias.

El juez Timothy J. Kelly, designado por Trump, programó una audiencia para el miércoles a las 3:30 p.m.

CNN y Acosta le están pidiendo a Kelly una orden de restricción temporal y una orden preliminar que restablecería su acceso de inmediato.

Los abogados de CNN y Acosta argumentan que el tiempo es esencial porque sus derechos son violados cada día que su pase está suspendido.

También están buscando una declaración de que la acción de Trump fue “inconstitucional, en violación de la Primera Enmienda y la Cláusula de Debido Proceso de la Quinta Enmienda”. Esto podría proteger a otros reporteros contra acciones similares en el futuro.

La presentación del gobierno cita un tuit de la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en el que anunció la suspensión del pase de Acosta y dijo que su “conducta es absolutamente inaceptable”.

MIRA: La Casa Blanca de Trump suspende pase de prensa del reportero de CNN Jim Acosta

La “conducta” mencionada por Sanders en el tuit que los abogados del gobierno citan en realidad se refiere a un argumento falso y desde entonces abandonado que Sanders había presentado después de la conferencia de prensa: que Acosta estaba “poniendo sus manos sobre una mujer joven que estaba tratando de hacer su trabajo como pasante de la Casa Blanca “.

La administración se ha apartado de ese argumento en los últimos días y no aparece en el primer comentario legal del gobierno sobre el caso el miércoles. Incluso cuando la presentación cita directamente los tuits de Sanders, se omite esa parte.

Los abogados del gobierno dijeron en la presentación del miércoles que el intercambio entre el presidente Trump y Acosta durante la conferencia de prensa de la semana pasada, durante la cual Trump criticó duramente a Acosta, califica como “debido proceso”. También citaron la declaración de Sanders la noche de esa conferencia de prensa como “aviso de las bases fácticas para la negación” del acceso.

“El presidente también criticó la conducta del Sr. Acosta durante esa conferencia de prensa, que complementó el aviso de la Sra. Sanders”, argumentó el gobierno.

El gobierno también afirmó que CNN no puede verse perjudicada por la prohibición de uno de sus periodistas, argumentando que “la red tiene aproximadamente otros 50 empleados que retienen pases importantes y que son más que capaces de cubrir el complejo de la Casa Blanca en nombre de CNN”.

Se espera que CNN responda más tarde el miércoles.