CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia

Científicos confirman la existencia de un enorme cráter causado por un meteorito bajo el hielo de Groenlandia

Por Joshua Berlinger

(CNN) — Un equipo de investigadores internacionales verificó el descubrimiento del primer cráter provocado por el impacto de un meteorito en las profundidades de la capa de hielo de Groenlandia.

Hallado debajo del glaciar Hiawatha, el cráter tiene unos 300 metros de profundidad y 31 kilómetros de ancho, de acuerdo con el Centro Espacial Goddard de la NASA.

Datos de un radar sobre el cráter de Hiawatha tomados en mayo de 2016. La flecha azul muestra la cima principal del cráter.

Se formó probablemente cuando un meteorito de hierro de 800 metros de ancho golpeó el noroeste de Groenlandia hace menos de 3 millones de años. Desde entonces quedó cubierto por el hielo, ocultándolo de la vista, dijo la NASA.

Un equipo de investigadores del Centro de Geología Genética de la Universidad de Copenhague en el Museo de Historia Natural de Dinamarca detectó el cráter por primera vez en julio de 2015.

Los investigadores estaban inspeccionando un nuevo mapa de la topografía bajo la capa de hielo de Groenlandia, creado por un radar capaz de penetrar el hielo, cuando notaron una depresión circular debajo del glaciar Hiawatha.

Sospecharon que se trataba de un cráter y pasaron los últimos tres años examinando datos de la NASA y trabajando con colegas en Estados Unidos para verificar su hallazgo, el cual fue publicado el miércoles en la revista Science Advances.

“El cráter está excepcionalmente bien preservado y eso es sorprendente porque el hielo de los glaciares es un agente erosivo increíblemente eficiente que rápidamente habría removido las marcas del impacto”, dijo Kurt Kjær, profesor del Centro de Geología Genética en el Museo de Historia Natural de Dinamarca y autor principal del estudio.

Kjær dijo que el impacto pudo haber ocurrido al final de la última era glaciar, lo que lo haría uno de los más jóvenes del planeta.

El equipo planea seguir investigando cómo el impacto del meteorito afectó al planeta en su conjunto, dijo la NASA.