Hormigas negras van a ser servidas como postre en Lexus Desing Pavillion. Esto estará a cargo del chef neozelandés Ben Shewry.

(CNN) - Hormigas y champaña diseñada para ser consumida en el espacio.

Eso es lo que comerán y beberán las celebridades y otros invitados especiales a la fiesta de estilo y glamour que acompaña la Copa Melbourne. La celebración se realiza en un espacio conocido como el Birdcage.

Ese es el lugar donde los ricos y famosos se encuentran durante el día de la carrera más prestigiosa de Australia en el Hipódromo de Flemington.

En el recinto, los patrocinadores instalan lujosas marquesinas en las que ofrecen de todo: martinis morados, exuberantes arreglos florales, actuaciones en vivo y una gran variedad de prendas de vestir de lujo.

Entre los anfritriones se cuentan Lexus, el patrocinador oficial, la plataforma digital de citas y contactos Bumble, la casa de champaña Maison Mumm, los viñedos Seppelt Wines y la empresa de construcción Pace Development Group.

55.000 hormigas muertas molidas

Lo que más se destaca son las 55.000 hormigas que servirá a sus invitados de alto perfil. Shewry es el creador de Attica, un restaurante que llegó al número 20 en el en la lista de los 50 mejores del mundo en el 2018.

Así serán las hormigas que servirá el chef Shewry en la fiesta de la Copa Melbourne.

Shewry usa las hormigas negras molidas para darle un nuevo giro al muy popular lamington australiano, un bizcochuelo con cobertura de chocolate y coco rallado.

En esta versión, el neozelandés servirá un lamington helado como postre recubierto de hormigas australianas negras con coco y chocolate cultivado y hecho a mano en el Bosque Daintree de Queensland.

El plato se servirá en el Pabellón de Diseño de Lexus llamado "utopía", que hará historia este año como el espacio de comida más grande que se haya instalado en el Birdcage.

En su interior, mesas ornamentadas, un oásis floral, una sala de maquille de la marca Mecca y, por supuesto, uno de los vehículos conceptuales de Lexus, el LF-1 Limitless.

Solo lo mejor para los asistentes que, en ciertos casos, han pagado US $2.200 para tener acceso a este espacio exclusivo.

En el evento se mostrará el auto LF-1 que está diseñado para que funcione con gas, sea híbrido o completamente eléctrico.

Champaña de otro mundo

Entre las atracciones de este año está la marquesina "Space Odyssey", concebida por la casa de champaña francesa Maison Mumm.

El espacio está construido en torno a la Grand Cordon Stellar de Mumm, que, según dice la firma, es la primera botella de champaña diseñada para ser consumida por astronautas y pasajeros durante los viajes al espacio.

En una declaración la casa de la champaña dijo: "Con los viajes espaciales perfilándose como la próxima frontera del turismo de lujo, Grand Cordon Stellar de Mumm se posiciona como la primera opción para quienes se aventuran a explorar este novedoso territorio".

La botella con tecnología de punta usa el gas de la champaña para liberar el líquido al aire en un ovillo efervescente de espuma. Maison Mumm dice que una vez que la champaña ingresa en la boca, la espuma se transforma en líquido.

"Es una sensación sorprendente", dice Dider Mariotti, Maestro de la Bodega Mumm.

"Por la gravedad cero, el líquido instantáneamente recubre todo el interior de la boca, magnificando las sensaciones de sabor. Tiene menos burbujas y más redondez y generosidad, lo que le permite al vino expresarse en su totalidad."

Como solo se produjeron 30 botellas, las celebridades desafortunadamente solo tendrán la posibilidad de ver pero no de probar la champaña, que llegó a Melbourne directo de París.

Sin embargo, los invitados podrán sin duda disfrutar de una elaborada decoración que tienen como eje un cohete de 12 metros de altura, una orquesta y varios platos inspirados en el espacio.