Los exlíderes de los Jemeres Rojos Khieu Samphan y Nuon Chea en una fotografía de 2011.

(CNN) - En un veredicto histórico, casi cuatro décadas después del colapso del régimen tiránico de Pol Pot, un tribunal internacional dictaminó que los Jemeres Rojos cometieron genocidio en Camboya.

Se cree que más de 1,7 millones de personas, aproximadamente una quinta parte de la población de Camboya, murieron por trabajos forzados, hambruna y ejecuciones bajo el mandato de los Jemeres Rojos en el país entre 1975 y 1979.

El viernes, los dos integrantes más importantes del régimen que aún viven, Nuon Chea y Khieu Samphan, de 92 y 87 años, fueron hallados culpables de genocidio de vietnamitas en Camboya entre 1975 y 1979.

Nuon Chea también fue encontrado culpable de genocidio contra el grupo étnico cham en Camboya durante el régimen.

Asimismo, el par fue hallado culpable de asesinato, exterminio, deportación, esclavitud, encarcelamientos, tortura y persecución por motivos políticos, religiosos y raciales, además de otros actos inhumanos.

Ambos fueron sentenciados a prisión de por vida.

Nuon Chea, conocido durante el régimen como "Hermano Número Dos" y Khieu Samphan, conocido como "Hermano Número Cuatro", ya cumplen sentencias de por vida en Camboya por crímenes contra la humanidad. Las sentencias del viernes se fusionarán con las ya existentes.

Phil Robertson, director adjunto para Asia de la organización Human Rights Watch, le dijo a CNN que esta condena debe celebrarse.

"Esto ha tardado mucho en llegar y obviamente se ha tomado una tremenda cantidad de tiempo. Pero esta condena es muy importante y creo que nadie debería descartar la importancia de la acción del día de hoy", dijo Robertson.