CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Reino Unido

Enrique y Meghan se mudarán a Windsor antes del nacimiento de su primer hijo

Por David Wilkinson, Peter Wilkinson

(CNN) — El príncipe Enrique y Meghan se mudarán a Windsor a principios del próximo año mientras se preparan para la llegada de su primer hijo, anunció el Palacio de Kensington.

El duque y la duquesa de Sussex han vivido en Nottingham Cottage, una casa en los terrenos del Palacio de Kensington, en Londres, desde que se comprometieron el año pasado.

Su nuevo hogar será Frogmore Cottage en Windsor Estate, al oeste de Londres, detalló el palacio.

¿Por qué el mundo se volverá loco con el bebé de Meghan Markle y el príncipe Enrique?

De acuerdo con el comunicado, la oficina oficial del duque y la duquesa continuará en el Palacio de Kensington, donde el hermano mayor de Enrique, el príncipe Guillermo, vive con su familia.

La boda de la pareja, en mayo de este año, fue en el castillo de Windsor, residencia de la reina Isabel, y la recepción de su boda se celebró en Frogmore House, cerca de su nuevo hogar matrimonial. El Palacio de Kensington dijo que Windsor era un “lugar muy especial” para Enrique y Meghan, y “están agradecidos de que su residencia oficial esté en la propiedad”.

La pareja espera su primer hijo, que será el séptimo en la fila del trono británico, en la primavera de 2019.

Los mejores momentos del viaje de Meghan y Enrique

El anuncio se hizo cinco meses después de que la pareja se casara en una ceremonia estrellada en el Castillo de Windsor.

Meghan, de 37 años, y Enrique, de 34, habían expresado previamente su deseo de tener una familia en una entrevista poco después de que se anunció su compromiso en noviembre de 2016. Cuando se le preguntó sobre los niños, Enrique dijo que planeaban tomar las cosas “un paso a la vez, y con suerte comenzaremos una familia en el futuro cercano”.

Dos meses antes, en un compromiso oficial en Belfast, Irlanda del Norte, Meghan bromeó mientras miraba productos innovadores para bebés: “Estoy seguro de que en algún momento necesitaremos todo”, dijo en esa ocasión.