CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Asia

Autoridades indias luchan para recuperar al misionero estadounidense que habría sido asesinado en una isla remota

Por Nicole Chávez

(CNN) — Las autoridades de la India comenzaron la ardua tarea de tratar de recuperar a John Allen Chau, un misionero estadounidense muerto en una remota isla. La hacen con el cuidado necesario para no provocar conflictos con los habitantes.

John Allen Chau fue visto por última vez la semana pasada cuando viajó a la prohibida isla North Sentinel, en la Bahía de Bengala, para tratar de convertir a los residentes de la isla al cristianismo. Los centinelenses, como se les conoce, tienen una historia de décadas de rechazo a los forasteros.

Las autoridades indias, junto con los pescadores que informaron haber visto el cadáver de Chau la semana pasada, se acercaron a la isla el viernes y el sábado en un esfuerzo por descubrir cómo recuperar el cadáver.

LEE: 6 encuentros con tribus aisladas: los resultados suelen ser violentos

«Hemos mapeado el área con la ayuda de estos pescadores. Aún no hemos visto el cadáver, pero casi conocemos el área donde se cree que está enterrado», dijo Dependra Pathak, un alto oficial de la policía en las islas Andaman y Nicobar.

Pathak dijo que el grupo vio a varios miembros de la tribu cargando arcos y flechas y caminando por el área donde los pescadores dijeron que vieron el cuerpo de Chau siendo arrastrado y enterrado.

publicidad

«La misión se realizó a distancia para evitar cualquier conflicto potencial con la gente de las tribus, ya que es una zona sensible», dijo. «Estamos discutiendo con antropólogos y psicólogos sobre la naturaleza de los sentinelenses».

John Allen Chau, a la derecha, estuvo en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, días antes de viajar a la isla North Sentinel.

Pathak dijo que hay muchas cosas que considerar antes de ingresar a la isla, incluida la psicología de sus residentes.

«También hay requisitos legales que debemos tener en cuenta al llevar a cabo la operación. También estamos estudiando el caso de 2006 en el que murieron dos pescadores locales. Los cuerpos fueron recuperados en esa ocasión», dijo.

Los sentinelenses: la tribu más aislada del mundo

Los sentinelenses han vivido en completo aislamiento en su remota isla durante decenas de miles de años. La isla, que forma parte del territorio de las islas Andaman y Nicobar de la India, es aproximadamente tan grande como Manhattan.

India ha protegido la isla durante décadas para evitar que sus habitantes contraigan enfermedades modernas y mantener a salvo a los forasteros.

La ley de la India no permite a las personas ir a menos de cinco millas náuticas (9,3 kilómetros) de la isla y la Armada de la India las patrulla día y noche.

Él y la religión

Criado en Vancouver, Washington, Chau se graduó en la Universidad Oral Roberts, donde se involucró con Covenant Journey, el ministerio cristiano que lleva a los estudiantes universitarios a viajes de inmersión a Israel, según Staver, quien es el presidente del grupo.

Chau viajó a Israel con Covenant Journey y a Sudáfrica en misiones con un grupo en Oral Roberts, dijo Staver.

«John amaba a la gente y él amaba a Jesús. Estaba dispuesto a dar su vida para compartir a Jesús con la gente de la isla North Sentinel», dijo Staver en un comunicado de prensa. «Desde la escuela secundaria, John quería ir a North Sentinel para compartir a Jesús con este pueblo indígena».

No es el primero en morir en la isla

Chau no es la primera persona en caer víctima de los Sentinelese después de inmiscuirse en su isla, lo cual es ilegal para los forasteros.

De acuerdo con Survival International, en 2006, miembros de la tribu mataron a dos cazadores furtivos que habían estado pescando ilegalmente en las aguas que rodean la Isla Sentinel del Norte, luego de que su bote desembarcara en tierra.

A raíz del ruinoso tsunami de 2004 en el Océano Índico, un miembro del grupo fue fotografiado en una playa de la isla, disparando flechas a un helicóptero enviado para verificar su bienestar.

LEE: Él conocía los peligros, dicen los amigos del misionero de EE.UU. que habría sido asesinado por una tribu aislada

El primer contacto lo hicieron los británicos a fines del siglo XIX, cuando, a pesar de sus intentos de esconderse, seis individuos de la tribu fueron capturados y llevados a la isla principal del archipiélago de las islas Andamán. Dos adultos capturados murieron enfermos mientras que los cuatro niños fueron devueltos, quizás también infectados con enfermedades que el sistema inmunológico de los isleños no había podido enfrentar.

Se realizaron expediciones antropológicas a grupos tribales en la cadena de islas en los años 80 y 90, y los «viajes de entrega de regalos» continuaron hasta mediados de los 90, pero ahora todos los contactos han cesado.

Según el Ministerio de Asuntos Tribales de la India, el gobierno de la India ha adoptado una política de «vigilancia y no intervención» para garantizar que no entren cazadores furtivos.