(CNN Español) – La construcción del Tren Maya, que uniría a cinco estados de México para impulsar el turismo en el país, recibió un sí durante la consulta nacional convocada por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador para este 24 y 25 de noviembre. La iniciativa fue avalada con el 89,9% de votos a favor y el 6,6% en contra, según los datos presentados por la Fundación Arturo Rosenblueth y divulgados en rueda de prensa. En la consulta participaron, de acuerdo la fundación, 946.081 personas de los más de 89 millones de votantes en el país. Es decir un poco más del 1%.

De completarse el Tren Maya, cuyos primeros trabajos empezarían en 2020, los estados de Tabasco, Campeche, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo quedarían unidos por un sistema ferroviario. Serán 1.500 kilómetros de vías, según dijo el propio AMLO el pasado 13 de agosto.

Ahora, el coordinador general de Comunicación Social del gobierno electo, Jesús Ramírez Cuevas, aseguró que la nueva administración está “dialogando” desde hace unos meses con las comunidades indígenas por las que pasará el Tren Maya, con el objetivo de que ellas participan en otra consulta sobre el proyecto. “La consulta a los pueblos indígenas se va a llevar a cabo. Es un proceso, pero no hay un protocolo. Llevamos ya 16 años de la reforma constitucional de derechos indígenas y actualmente no existe un protocolo para el ejercicio de este derecho”, sostuvo Ramírez.

López Obrador prevé que el costo del Tren Maya sea entre 120.000 y 150.000 millones de pesos, lo que equivaldría a unos 6.200 – 7.800 millones de dólares. El presidente electo planea financiar esta cantidad mediante los fondos de los impuestos que se recaudan al turismo: unos 7.000 millones de pesos (366,7 millones de dólares) cada año. Y, como esa cantidad no llega a ser suficiente, AMLO señaló que vez llegue al Gobierno en diciembre, se hará una convocatoria para contar con el apoyo de la iniciativa privada.

Los otros proyectos de AMLO que pasaron la consulta

La consulta incluyó 10 proyectos y programas prioritarios del presidente electo y los resultados le dieron el respaldo a las propuestas claves para este nuevo gobierno.

Además del Tren Maya, la ciudadanía aprobó la construcción de una refinería en Dos Bocas, Tabasco, con el 91,6% de los votos, y la modernización de dos puertos y un tren para unir el océano Pacífico y el Atlántico, con el 90,3%.

El proyecto de aumentar al doble la pensión de personas adultas mayores también fue apoyado por los votantes (93,3% a favor), así como el de becar a estudiantes de instituciones públicas en el nivel medio superior (90,1%).

También se aprobó el de dar apoyo económico a personas con discapacidad (92,9%) y el de la gratuidad en medicinas y atención médica para habitantes en situación de pobreza (95,1%). La cobertura gratuita de internet llegó al 91,6% del sí y el programa Jóvenes Construyendo el Futuro (que contratará jóvenes como aprendices) al 91%. La siembra de árboles frutales y maderables, incluido en el programa Sembrando Vida recibió el 94,7%.

La consulta tuvo un costo de 2.400.000 pesos (unos 116.521 dólares), que fue asumido por senadores.