(CNN) - El presidente Donald Trump le dijo al abogado especial Robert Mueller por escrito que Roger Stone no le contó sobre WikiLeaks, ni le dijeron nada acerca de la reunión en la Torre Trump en 2016 entre su hijo, funcionarios de campaña y una abogada ruso que prometió información que podría afectar a Hillary Clinton, según dos fuentes familiarizadas con el asunto.

Una fuente describió las respuestas del presidente sin proporcionar citas directas y dijo que Trump dejó en claro que estaba respondiendo lo mejor que pudo.

Esta es la primera idea de cómo el presidente respondió a las preguntas escritas del equipo de Mueller, algo clave, ya que Mueller pretende concluir su investigación y preparar su informe final.

Estos dos puntos, WikiLeaks y la reunión de la Torre Trump, son fundamentales para la misión central de Mueller: investigar si la campaña de Trump se confabuló con los rusos durante la campaña de 2016.

Los abogados del presidente le dijeron previamente a CNN que las respuestas coincidirían con sus declaraciones públicas. Aún así, estas respuestas escritas podrían estar sujetas a cargos criminales si son falsas.

Un portavoz del fiscal especial declinó hacer comentarios. CNN no obtuvo una lectura completa de todas las respuestas del presidente a las preguntas de Mueller.

De acuerdo con muchos abogados que tienen experiencia en casos como este, agregar la advertencia de que él no tiene ningún recuerdo, como el presidente aparentemente hizo con estas respuestas escritas a Mueller, es un procedimiento estándar como una forma de proteger a un cliente si sus recuerdos fueran cuestionados.

"Está bien documentada la frecuencia con la que dice o tuitea cosas falsas, y no hay exposición criminal para eso", dijo la analista legal de CNN Carrie Cordero. "La diferencia es que, si se encuentra en su declaración ante los investigadores federales, potencialmente se está exponiendo a la responsabilidad penal, suponiendo que haya atestiguado la exactitud de la información".

En el caso WikiLeaks, el equipo de Mueller ha estado investigando si Stone, un agente político republicano y aliado de Trump desde hace mucho tiempo, sabía de antemano sobre los correos electrónicos hackeados por WikiLeaks del Comité Nacional Demócrata y del presidente de la campaña de Clinton, John Podesta, en momentos clave de la campaña de 2016.

Los investigadores han interrogado a varios allegados de Stone en los últimos meses. Stone ha negado tener ningún conocimiento previo de las revelaciones de WikiLeaks.

"Nunca discutí nada de esto con Donald Trump. Es una de las preguntas que el Sr. Mueller quiere que el presidente responda, una de las preguntas escritas. Estoy muy seguro de que su respuesta será que no sabía nada al respecto. Simplemente nunca lo discutimos", dijo Stone recientemente a CNN.

La negación de Stone coincide con lo que Trump le dijo a Mueller: que los dos nunca hablaron de WikiLeaks.

Trump niega con vehemencia la colusión con Rusia. Trump le dijo a The Associated Press en una entrevista el año pasado: "Cuando salió WikiLeaks... nunca escuché de WikiLeaks, nunca escuché sobre eso. Cuando salió WikiLeaks, todo lo que dije fue: 'Bueno, mira toda esta información aquí, esto es bastante bueno".

Sobre la reunión en la Torre Trump de 2016, el presidente dijo públicamente que no sabía nada sobre eso.

"NO supe de la reunión con mi hijo, Don Jr.", escribió Trump en julio.

El hijo del presidente les dijo a los legisladores que no le había dicho antes a su padre sobre la reunión. Dijo que tomó la reunión para escuchar lo que los rusos tenían para ofrecerle sobre Clinton.

Antes de que se enviaran las respuestas, Mueller había pedido a los abogados de Trump los registros de llamadas y los registros de visitantes relacionados con Stone en la Torre Trump, informó CNN a principios de este mes. La solicitud en esta etapa en la investigación sorprendió al equipo legal de Trump.

Stone le dijo a CNN que no ha sido contactado por el equipo de Mueller. Trump Jr. testificó bajo juramento ante varias comisiones del Congreso y entregó documentos a los investigadores de Mueller. Su abogado se negó a comentar si Trump Jr. fue entrevistado por el fiscal especial.

Sara Murray y Marshall Cohen de CNN contribuyeron a este informe.