(CNN) - Cross Counter, de Godolphin, ganó la carrera hípica más prestigiosa de Australia, la Copa Melbourne, fue pionero en varios aspectos y le dio la tercera Copa al jinete Kerrin McEvoy.

El caballo, criado en Gran Bretaña, le ganó a los otros 23 caballos de la Copa, el gran éxito anual en el Hipódromo Flemington, que estuvo empapado por la fuerte lluvia, que también bañó a los espectadores y la pista de 3.200 metros.

Entrenado por Charlie Appleby, Cross Counter es el primer caballo entrenado en Gran Bretaña que gana la carrera y el premio de US$ 2,8 millones. Con Marmelo, en segundo lugar, y A Prince of Arran, en tercer lugar, fue un podio totalmente británico.

El caballo británico Cross Counter, montado por el jockey Kerrin McEvoy ganó la Copa Melbourne ante el caballo británico Marmelo.

Fue el primer triunfo para Godolphin, el megaestablo fundado por el vicepresidente de Emiratos Árabes Unidos y gobernante de Dubai, el jeque Mohamed bin Rashid Al Maktum.

"Es muy bueno estar aquí y es fantástico para Godolphin", le dijo Appleby a Seven News Australia –afiliada de CNN– después de que ganaran Cross Counter y McEvoy.

"Hizo un movimiento hermoso por afuera, por la parte trasera directo aquí, se metió en la contienda. Solo necesitaba las brechas; era todo lo que necesitaba".

Siendo el primer entrenador británico en ganar dijo: "Soy tan afortunado... de estar en esta posición de poder entrenar a estos caballos. Estoy encantado de poder devolver el favor a su Alteza el Jeque Mohammed por ponerme en esta posición y confiar en mí en el puesto para hacer lo que estoy haciendo. Es fabuloso para el equipo".

El caballo irlandés ThecliffsofMoher, montado por Ryan Moore, comenzó a renguear durante la carrera y más tarde fue sacrificado, confirmó RSPCA Australia. Fue el sexto caballo en morir en la carrera desde el 2013, señaló el tuit de la organización contra la crueldad a los animales.

Antes de la carrera, Yucatan entrenado por Aidan O'Brien, perteneciente al séxtuple ganador de la Copa Melbourne Lloyd Williams, era un fuerte favorito, pero una pista empapada tiró por la borda las predicciones. Cross Counter, de Godolphin, un alazán de cuatro años, que participó de siete carreras, junto con otro cotnrincante británico Magic Circle, entrenado por Ian Williams, se llevaron casi todo el dinero apostado en los minutos previos a la carrera.

Los jockeys en los caballos durante la Copa Melbourne.

El avance en la pista se vio ralentizado por lluvias torrenciales y crearon condiciones difíciles en la tribuna. Los medios australianos informaron del colapsamiento de techos en algunas instalaciones en Flemington.

Hubo que tender tablas temporarias para salvaguardar los zapatos de los apostadores de las aguas crecientes en el famoso Birdcage, en Flemington, pero el cielo estaba despejado para cuando se llevó a cabo el evento principal a las 3 de la tarde, hora local, (medianoche, hora del este de EE.UU.).

El agua se acumuló en el patio de montaje antes de la carrera 2 durante el Día de la Copa Melbourne en el hipódromo de Flemington el 6 de noviembre de 2018.

Condiciones alocadas

Previo a la carrera de precalentamiento, Bumble Stakes, el jinete Beau Mertens dijo que las condiciones eran alocadas y que el aguacero limitaba la visibilidad.

"Había mucha agua superficial y no podía ver muchos metros hacia delante", le explicó Mertens al sitio web oficial de Flemington.

"Son condiciones alocadas. Las más alocadas en las he montado. Creo que tengo un kilo de agua en cada bota".

Los asistentes a la Copa Melbourne tuvieron que enfrentar lluvias.

El meteorólogo sénior Michael Efron, de la Agencia de Meteorología, le dijo a la afiliada de CNN, Seven News, que cayeron casi 18 mm de lluvia en las cuatro horas previas a las 11 de la mañana.

La lluvia causó retrasos para las carreras dos y tres, y también para los trenes que traían espectadores, según los tuits de la red pública de transporte de Melbourne.

La estación de tren cercana, Flemington, había sido cerrada y se les aconsejó a los espectadores a que caminaran de la estación Showground, que queda a 20 minutos, según informó, por Twitter, Nathan Stitt, de ABC.

La australiana Rachel Baxendale también tuiteó que avanzaba a "paso de tortuga" a raíz de las inundaciones.

Oposición creciente

La Copa Melbourne es tradicionalmente en Australia una de las pocas carreras en conseguir atención en todo el país.

El evento ha sido sometido a mayor escrutinio en años recientes. Un grupo creciente de australianos lo boicotean por crueldad animal. Un hotel en Sydney fue criticado y elogiado por acoger un evento en oposición a la Copa Melbourne, según informó News.com.au.

Los manifestantes aprovecharon el día martes, para resaltar los derechos de animales y el trato del país hacia los refugiados.

La copa data de 1865 y fue el resultado de una rivalidad entre dos comités organizadores de carreras hípicas - el Victorian Jockey Club y el Victoria Turf Club-. El último presentaba el evento como una carrera de hándicap. Ahora, todos saben que se lleva a cabo el primer martes de noviembre, pero la fecha se convirtió en una tradición recién diez años después de inaugurarse. Desde entonces, se ha vuelto el encuentro por definición del calendario australiano de carreras hípicas.

Si bien la primera fue ganada en 1865, se corrió por primera vez cuatro años antes, pero el ganador solo recibió premios y dinero. El ganador de la primera copa, el señor Marshall, dueño de Tory Boy, lo describió como una "monstruosidad", según el Museo Nacional de Australia.

Se evitó una celebración estrafalaria

La Copa Melbourne le ha sido esquiva a los entrenadores británicos desde hace mucho, y si bien Magic Circle tuvo la oportunidad de romper el hechizo, el honor se lo llevó un caballo basado en Reino Unido.

Magic Circle, un favorito antes de la carrera, ya había tenido seis triunfos cuando se unió al grupo de 100 caballos de Williams en Dominion Stables. Estuvo a la altura para el entrenador y propietario británico, Marwan Koukash, luego de obtener triunfos espectaculares en la Copa Chester y en Sandown esta temporada, antes de obtener un lugar en el evento de cabecera, el martes, en Flemington.

Williams ya ha hecho historia al ser el primer entrenador en ganar en cada pista - en plano o en salto - en el Reino Unido, pero se quedó corto con Magic Circle, un alazán de seis años que compró en octubre a Koukash, un exrefugiado de Medio Oriente que ha desarrollado una empresa multimillonaria en el noroeste de Inglaterra.

El triunfo de Cross Counter libró a la gente de Melbourne de tener que presenciar la celebración estrafalaria de Koukash.

"Ahora puedo vestir ropa talle menor", le dijo Koukash a racing.com tres días antes de la carrera.

"Cuando ganemos nadie en Flemington evitará que yo celebre de la manera más grande y colorida jamás vista y la que se verá jamás".

"Me quitaré la ropa, dejaré puesta mi corbata y mi tanga y mis medias. Sé que contratarán un servicio de seguridad, pero sé cómo evitarlos y cumpliré".