CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Tiroteos

Exclusivo: administración Trump prohibiría los aceleradores de disparos

Por Evan Perez, Laura Jarrett, David Shortell

(CNN) — La administración del presidente Donald Trump planea anunciar en los próximos días la norma federal largamente anticipada que prohíbe de manera oficia los bump stocks, o aceleradores de disparos, según funcionarios de EE.UU. familiarizados con el asunto.

Los aceleradores de disparos llamaron la atención a nivel nacional el año pasado, luego de que un hombre armado en Las Vegas usará este dispositivo en sus armas y disparara a los asistentes a un concierto, matando a 58 personas. El presidente Donald Trump prometió prohibir los dispositivos poco después de la tragedia, y algunos legisladores en el Capitolio lo instaron a respaldar una solución legislativa permanente.

Pero la oposición de los legisladores y la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) finalmente hizo que un cambio regulatorio fuera el único camino realista para lograr el objetivo del presidente.

MIRA: Revelan imágenes del atacante de Las Vegas horas antes del tiroteo

El dispositivo hace que sea más fácil disparar desde un arma semiautomática, al aprovechar el retroceso del arma, o reculada, para “golpear” el gatillo más rápido. Este sistema llevó a los funcionarios de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) durante la administración de Obama a concluir que se trataba sólo de un accesorio de pistola o pieza de arma de fuego, y que no podría estar sujeto a las regulaciones federales.

Asi luce un “bump stock” o acelerador de disparos (CNN).

Sin embargo, bajo la dirección de Trump, el Departamento de Justicia presentó una regla final propuesta a principios de este año que modificó la interpretación de la era de Obama y concluyó que los aceleradores de disparos, los dispositivos de “fuego deslizante” y otros con ciertas características similares, caen dentro de la prohibición de las ametralladoras al permitir que un “atacante con un arma de fuego semiautomática inicie un ciclo de disparo continuo con un solo tirón del gatillo”, y por lo tanto, sean ilegales según la ley federal.

LEE: Trump pide prohibir los aceleradores de disparos

Conforme a la nueva regla, se requeriría que los propietarios de los aceleradores de disparos destruyan o entreguen los dispositivos a las autoridades. Las personas tendrán 90 días para entregar o descartar sus dispositivos, según una fuente que ha estado familiarizada con la regulación final.

“Los aceleradores de disparos convierten las armas semiautomáticas en ametralladoras ilegales. Esta reglamentación final envía un mensaje claro: las armas ilegales no tienen lugar en una sociedad bajo la ley y el orden público, y continuaremos aplicando vigorosamente la ley para mantener estas armas ilegales fuera de la calle “, dijo a CNN este miércoles un alto funcionario del Departamento de Justicia.

Los legisladores republicanos, que en condiciones normales se oponen a que las agencias federales redacten reglamentos para cumplir con lo que el Congreso no ha legislado directamente, insistieron en que el Departamento de Justicia y ATF redacten una nueva regulación. Mientras que algunos demócratas, como la senadora Dianne Feinstein de California, han advertido en repetidas ocasiones que una prohibición de este tipo podría dar lugar a demandas judiciales, dada la interpretación anterior de la ATF.

MIRA: Este es el estado del debate sobre el control de armas en Estados Unidos

El director interino de ATF, Thomas Brandon, reconoció en una audiencia en el Senado este verano que se le ha dicho que prohibir los aceleradores de disparos a través de una regulación ejecutiva podría llevar a desafíos judiciales que retrasarían la implementación de una prohibición.

Trump afirmó el mes pasado que le dijo a la NRA que “los aceleradores de disparos se han terminado”, pero aún está por verse cómo la asociación responderá a la regulación final. Un portavoz de la NRA dijo en octubre de 2017 que la ATF “debería revisar los aceleradores de disparos para asegurarse de que cumplan con la ley federal”, pero dejó claro que se oponía a la legislación más amplia de control de armas planteada por algunos en el Congreso.

En junio, Slide Fire Solutions, la compañía de Texas que inventó los aceleradores de disparos y lideró su fabricación, anunció en su sitio web que dejaría de tomar pedidos de sus productos y cerraría su sitio web.

Sin embargo, la compañía dirige a los compradores a RW Arms, un comerciante de armas también con sede en Texas, que parece estar vendiendo el resto del inventario de Slide Fire. RW Arms hizo publicidad de las existencias de aceleradores de disparos realizadas por Slide Fire esta misma semana, cuando ofrecieron una oferta de Cyber ​​Monday relacionada con el producto. Slide Fire no ha respondido a las repetidas solicitudes de comentarios sobre cualquier posible litigio sobre una norma federal que prohíba los dispositivos.