Nota del editor: Susan Pollack es sobreviviente del Holocausto. Estuvo encarcelada en Auschwitz-Birkenau y Bergen-Belsen. Nacida en Hungría en 1930, perdió a 50 miembros de su familia en el Holocausto. Hoy, comparte su historia con niños en edad escolar en todo el Reino Unido como parte de su trabajo con Holocaust Educational Trust. Las opiniones en este artículo pertenecen a la autora.

(CNN) - El resurgimiento de la extrema derecha en Europa ha sacado a la superficie los temores que muchos esperaban que se hubieran ido para siempre.

Hay algo escalofriante en la forma en que algunos países y políticos han tratado a las personas que huyen de la guerra y la persecución.

Envalentonado por la justificación de que su racismo y su xenofobia están protegidos bajo el disfraz de la libertad de expresión, se permite que el odio florezca y no que se le desafíe.

Al igual que en cualquier momento de agitación e incertidumbre política cuando la extrema derecha aumenta, los judíos se convierten en un blanco fácil.

LEE: Cerca de 1 de cada 5 europeos culpa a los judíos del antisemitismo

El antisemitismo tiene una forma de cambiar con el tiempo. Muta como ningún otro odio y se camufla de muchas maneras.

Ha evolucionado a lo largo de los siglos, pasando por los ámbitos de la religión y la política hasta donde vive hoy. Ha permeado las mentes de las personas a lo largo de la historia.

Al principio era religioso, luego social, luego racial y político. Independientemente de los problemas que surjan, siempre fueron los judíos los que tuvieron la culpa.

Imagen actual del campo de concentración Bergen Belsen, en Alemania.

Cada vez que voy a las escuelas para compartir mi historia, siempre le pregunto a la maestra si cree que el Holocausto podría volver a ocurrir.

Suena como una pregunta ridícula y, sin embargo, la mayoría de las veces la respuesta es "sí".

Tengo 88 años. He estado compartiendo mis experiencias durante 30 años. Sinceramente, creo que la educación es la única herramienta que tenemos para desafiar el odio y la ignorancia.

Nos acercamos a un tiempo seminal. No solo está cambiando toda la cara de la política europea sino que estamos llegando a un punto en el que muchos sobrevivientes del Holocausto se están yendo de esta Tierra.

Sinceramente, creo que la única arma que nos queda, si queremos asegurarnos de que las lecciones del Holocausto no se olviden, es la educación.

La gente tiene que estar informada de lo que pasó. Necesitan ser educados. No puede haber lugar para la ignorancia. Después de todo, una vez que los sobrevivientes hayan pasado, ¿qué quedará?

LEE: La ola antisemita es mundial

Ha sido un esfuerzo de por vida recuperarme de lo que sucedió en Auschwitz y Bergen-Belsen, pero seguiré contando mi historia.

A menos que estemos preparados para actuar contra el odio, entonces, bajo la combinación correcta y tóxica de circunstancias, cualquier cosa puede suceder.

¿Ha aprendido el mundo las lecciones del Holocausto? No, no lo creo. Esas ideas antiguas y maliciosas sobre los judíos aún persisten.

Muchos de estos mitos sobre los judíos han existido durante tanto tiempo que tomarán décadas, tal vez siglos, para que desaparezcan.

Imágenes como los judíos que tienen demasiado poder en las finanzas y los medios de comunicación se repiten una vez más en la política y los medios. Estas mismas falacias han sido parte de la sociedad occidental durante cientos de años.

Para erradicar el antisemitismo, todos los que nos preocupamos, todos los que queremos que nuestros hijos y los hijos de todos vivamos en una sociedad pacífica y segura, levantémonos y nos unámonos contra este antiguo odio.

 

Hay algo escalofriante en la forma en que algunos países y políticos han tratado a las personas que huyen de la guerra y la persecución"

Susan Pollack