(CNN) - Podrá hacer lo que se le da la gana en la pista, pero la yegua australiana Winx comparte ahora la cima del ranking de Longines de los mejores caballos de carrera del mundo con Cracksman.

Winx estableció un récord al ganar su cuarto Plato Cox y su vigésima novena victoria consecutiva el mes pasado. Junto con el ganador de Ascot Champion Stakes Cracksman, Winx quedó clasificado en la posición número 130, al momento de publicarse los últimos resultados este viernes.

Cracksman, entrenado por John Gosden, sumó cinco puntos al defender su título el Día de los Campeones Británicos, pero ha sido retirado a la caballeriza para seguir los pasos de su ilustre padre Frankel.

MIRA: Deauville, sinónimo de playa, caballos y elegancia en Francia

Los dos caballos le llevan la delantera a Gun Runner de Estados Unidos que también ha sido retirado a la caballeriza luego de ganar el Breeder's Cup Classic de 2017 y la Copa del Mundo Pegasus con 16 millones de dólares en premios en enero.

Otros dos caballos entrenados por Gosden también están entre los diez mejores.

Winx se ha convertido en un tesoro nacional de Australia.

Roaring Lion mejoró un punto para compartir el cuarto lugar al ganar el clásico Queen Elizabeth II en octubre y el clásico Irish Champion en septiembre.

 

Pero Enable, la potra superestrella de Gosden, cayó dos lugares hasta el noveno puesto, a pesar de ganar por segunda vez el Premio de l'Arc de Triomphe en París y la Copa Longines Breeder's Turf en octubre.

Yegua maravilla Winx

Con ganancias por más de 14 millones de dólares y una cadena de récords, la yegua Winx, entrenada por Chris Waller, rompió este año la marca de triunfo del legendario australiano Black Caviar.

"Todos los que miran sienten tanta alegría y placer al ver la estupenda habilidad de este maravilloso caballo", dijo el jinete Hugh Bowman luego de que la yegua ganara la famosa carrera Cox Plate en Melbourne que se ha llevado a cabo cada año desde 1922.

"Habla muy bien de sus entrenadores el hecho de que lo ha podido hacer tantas veces de manera consecutiva", agregó.

Con siete años de edad, quizás esté terminando la carrera de Winx, pero Waller no quiso hablar sobre su futuro.

Pero una cosa es segura y es que Winx ha consolidado su lugar en el folclore de las carreras.