(CNN) - El extravagante desmonte de Frank Dettori se ha convertido en su sello, pero el veterano jinete italiano dice que se ha vuelto "esclavo" del salto triunfal de su caballo, que hace al ganar una carrera.

Dettori, el pintoresco jockey de 47 años, admite que su característica celebración que adoptó de un jinete en EE.UU. le ha ayudado a convertirse en un favorito de los espectadores.

Pero Dettori, uno de los jinetes más exitosos, dice que tómo tiempo para que su salto lograra aceptación.

"Pasé algunas temporadas invernales en California durante mi adolescencia, y se lo copié al gran jinete Ángel Cordero (h)", comentó Dettori a Al Galope de CNN en su casa cerca de Newmarket, en Inglaterra.

"Lo traje a Europa y al principio no fue del agrado de los organizadores de las carreras, pero ahora a la gente le gusta y lo apoyan".

"Para ser sincero, el público abuchea si no lo hago, así que soy esclavo de mi manera personal de desmontar el caballo con un salto".

Frankie Dettori celebra después de montar a Stradivarius y ganar la Copa Ascot Gold Cup.

'Ferrari máxima'

Dettori, el hijo del prolífico jinete sardo Gianfranco Dettori, llegó a Inglaterra hace treinta y dos años y se ha vuelto una figura líder del deporte.

El tres veces campeón adquirió fama por haber ganado las siete carreras de la tarjeta de apuestas en el British Champions´ Day en Ascot, en 1996 y ha ganado casi todas las carreras importantes del mundo, varias veces.

Este año Dettori ganó por segunda vez consecutiva el Prix de l'Arc de Triomphe en París montando a Enable – entrenado por John Gosden – y montó esa potra en su subsiguiente triunfo en la Copa Breeders Turf en Churchill Downs en Kentucky.

"Es como un Ferrari", dijo Dettori sobre Enable.

"Es tan rápida, es asombrosa. Puedo montarla en la mañana y en ese momento está lejos de ser cómo es en las carreras".

"Cuando llega a las carreas comienza a fluir la sangre, se dispara la adrenalina y es como si de golpe fuera más alta y corre como un tren".

Actitud positiva

Otros triunfos importantes este año incluyen el Champion Stakes montando a Cracksman y la Copa Ascot Gold con Stradivarius, ambos entrenados por Gosden con quien Dettori dice que tiene un "vínculo" especial.

También ganó el Breeders' Cup Mile con Expert Eye para el entrenador sir Michael Stoute.

El italiano cree que su actitud positiva es una de las claves de su éxito.

"La gente olvida que usamos caballos para los ciegos, sordos, discapacitados, y la gente necesitada. Tienen un sexto sentido – lo que uno piensa pasa por sus brazos y el caballo lo siente", dice Dettori.

"Mi secreto es intentar tener una actitud positiva, para que al subir a un caballo éste lo sienta y se desempeñe mejor".

El retiro puede esperar

Como se acerca a los 50, a Dettori constantemente le preguntan sobre su retiro pero él insiste en que aún le queda mucho por hacer como jinete.

"Siempre estamos a una caída del retiro", dice Dettori, que vive en su granja con su esposa Catherine y sus cinco hijos.

"El cuerpo ya no tolera montar como cuando era joven. Solía correr en 1000 carreras al año y ahora lo reduje a unas 300 para disminuir el riesgo de lesionarme y para prolongar mi carrera todo el tiempo posible".