CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

Misión InSight a Marte: la nave tomó su primera selfie en el Planeta Rojo

Por Ashley Strickland

(CNN) — Desde que aterrizó en Marte el 26 de noviembre pasado, la nave InSight de la NASA se ha estado asentando y tomando fotos. Ahora el módulo de aterrizaje ha usado su brazo robótico para tomarse una selfie.

Este no es una selfie típica, como los tuyos. Es, en realidad, un mosaico de 11 imágenes de la cámara en el brazo robótico del módulo de aterrizaje.

MIRA: Escucha como suena el viento en Marte

Si eso te suena familiar, es porque la nave tipo rover Curiosity ha usado el mismo proceso de toma de imágenes superpuestas para crear una autofoto, y otras imágenes que se unen en un proceso posterior.

La primera selfie de InSight consiste en 11 fotografías tomadas por la misión y pegadas una al lado de otra (NASA).

En la foto, el panel solar desplegado de InSight, y la plataforma cargada de instrumentos, se muestran en pantalla completa.

El módulo de aterrizaje también ha estado tomando fotos de su nuevo hogar. Ha enviado 52 fotos del área de terreno de 4,2 m por 2,1 m que está justo en frente de la nave espacial.

LEE: ¿Por qué aterrizar en Marte es tan difícil y cómo la misión InSight de la NASA estuvo preparada para lograrlo?

Este “espacio de trabajo” será analizado por los científicos de la misión para que InSight sepa dónde poner los instrumentos en la superficie marciana. El sismómetro y la sonda de flujo de calor necesitan debajo de ellos una superficie nivelada, sin rocas.

Y la superficie plana y estable que esperaban los científicos resultó ser precisamente eso. InSight aterrizó en un hueco casi libre de rocas, que puede ser un área de impacto de meteoritos que se llenó de arena. Eso, en definitiva, facilitará las cosas para la sonda de flujo de calor, una vez que haya logrado perforar 4,8 m debajo de la superficie.

“La casi ausencia de rocas, colinas y hoyos significa que será muy seguro para nuestros instrumentos”, dijo el investigador principal de InSight, Bruce Banerdt, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. “Esto podría parecer un terreno bastante simple si no estuviera en Marte, pero estamos contentos de ver eso”.