CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
India

El Taj Mahal aumenta los precios de sus entradas: estas son las nuevas tarifas

Por Lilit Marcus

(CNN) — La atracción más emblemática de la India, el Taj Mahal, está a punto de volverse más difícil de visitar.

Las autoridades de Agra, en la India, han anunciado que a partir de esta semana, los precios de las entradas para el famoso patrimonio de la Humanidad de la UNESCO aumentaron no solo para los turistas internacionales, sino también para los locales.

La admisión ha aumentado de 50 rupias (70 centavos de dólar) a 250 rupias (3,5 dólares) para ciudadanos indios. A los extranjeros se les cobrará 1100 rupias (13,5 dólares), con 200 rupias adicionales (2,75 dólares) para visitar el mausoleo principal.

LEE: Estas son las ciudades más visitadas del mundo

Los niños menores de 15 años todavía pueden visitar gratis el lugar, independientemente de su nacionalidad.

El gobierno de la India citó el exceso de turistas como la principal razón para el aumento del precio del boleto. Actualmente, el Taj Mahal recibe alrededor de siete millones de visitantes por año, lo que ha provocado un hacinamiento y daños estructurales. El daño ambiental causado por la contaminación también es una preocupación constante.

Otra medida para prevenir este hacinamiento se llevó a cabo en marzo de este año, cuando se estableció un límite de tres horas en la duración de las visitas.

Las entradas al Taj Mahal aumentaron su precio, tanto para visitantes indios como extranjeros.

En ese momento, un representante de la autoridad nacional de turismo de la India dijo a CNN Travel que “[El límite] se está implementando para que se pueda regular el movimiento de visitantes. Día a día, el número de visitantes está aumentando”.

El Taj Mahal, que fue construido en el siglo XVII por el emperador mogol Shah Jahan como un mausoleo para su difunta esposa, está lejos de ser el único lugar que puede hacer frente a los efectos del exceso de turismo.

Ciudades como Barcelona, ​​Dubrovnik y Venecia han tomado acciones para restringir el número de visitantes, con la alcaldesa Ada Colau de Barcelona ejecutando una exitosa plataforma de cobrar un “impuesto turístico” a los visitantes que vienen en cruceros, privando a la ciudad de los ingresos del hotel.

Mientras tanto, algunos destinos han intentado alentar el “viaje lento”, esencialmente cobrando tarifas diarias para un número limitado de visitantes o incluso, en algunos casos, obligando a los viajeros a reservar ciertos paquetes en un esfuerzo por garantizar que los dólares del turismo beneficien a la comunidad local.

Bután, que cobra 250 dólares por día para las personas que visitan el país, se ha presentado como un ejemplo de cómo puede funcionar este modelo.

Si la India todavía está en tu lista de destinos deseados, no permitas que las nuevas regulaciones en el Taj Mahal te impidan explorar más de lo que el país tiene para ofrecer.

La huella de carbono del turismo es cuatro veces mayor de lo que se creía, según estudio

“Hay mucho más para ver y descubrir en la India más allá del Taj Mahal, particularmente en la parte sur del país que a menudo se pasa por alto”, dijo Darshika Jones, Directora Regional de América del Norte de Intrepid Travel, a CNN.

“Los viajeros aún tienen la oportunidad de ver ruinas antiguas y templos impresionantes, pero la región también ofrece una cocina única, paisajes exuberantes, pueblos con playas, y [es] el hogar del ayurveda”, detalló sobre esta parte de la India.