CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

¿Un tercer candidato en 2020?

Por Carlos A. Montaner

Nota del editor: Carlos Alberto Montaner es escritor y analista político de CNN. Sus columnas se publican en decenas de diarios de España, Estados Unidos y América Latina. Montaner es, además, vicepresidente de la Internacional Liberal. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

(CNN Español) — Todavía no han tomado posesión los candidatos electos en noviembre en el Congreso y las gobernaciones de EE.UU. y ya se comienza a discutir quién pudiera ser el opositor a Donald Trump en los comicios presidenciales de 2020.

La primera encuesta que he visto no es nada científica, pero tal vez sirva de orientación. Es lo que llaman un Straw poll o simple “indagación” o “tanteo”. La realizó MoveOn, un PAC federal del Partido Demócrata.

En Estados Unidos, donde aman las siglas, PAC es el acrónimo en inglés de Comité de Acción Política. Mi impresión es que MoveOnes es muy radical, pero veamos lo que dice.

Los cinco demócratas mejor calificados, de un total de 33 fueron:

1. Beto O’Rourke: 15, 60%, exlegislador por Texas
2. Joe Biden 14,95%, exvicepresidente de Barack Obama
3. Bernie Sanders 13,15% senador por Vermont
4. Kamala Harris 10,02% senadora por California
5. Elizabeth Warren 6,42%, senadora por Massachusetts

Pero quien sacó la mayor votación fue el “Otra persona o No sé”, con 17,89%. Aún es demasiado temprano.

En todo caso, pienso que los demócratas esperan contar con la ayuda de un tercer candidato que le quite votos a Donald Trump, como le ocurrió a George Bush (padre) en los comicios de 1992 que ganara Bill Clinton.

El magnate Ross Perot, al frente del Partido Reformista, obtuvo algo más del 18% de los votos, la mayor parte de ellos republicanos, y Bush (padre) fue derrotado.

Mi impresión es que hay muchos republicanos anti-Trump que votarían por ese tercer político, a los que se agregarían los votos de los demócratas moderados, si el candidato es demasiado radical.

En la historia política de EE.UU. nunca ha ganado un tercer candidato, pero tampoco se había visto a un presidente como Trump. Todo puede suceder.