CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Celebridades

Una ciudad irlandesa gasta unos 7.000 dólares puliendo picaportes para la visita del príncipe Carlos

Por Rob Picheta

(CNN) — Hacer un lugar apropiado para un príncipe es una tarea enorme, pero una ciudad irlandesa puede haberse excedido en sus preparativos para una visita del príncipe Carlos del Reino Unido.

MIRA: VÍDEO El príncipe Carlos celebra su cumpleaños número 70 durante su viaje a África Occidental

El Ayuntamiento de Cork gastó casi 6.000 euros (6.800 dólares) en pulir las manijas de las puertas para prepararse para una parada de un día del príncipe Carlos y su esposa Camila, duquesa de Cornualles, en junio.

Se gastó un total de 203.761 euros (231.900 dólares) en la renovación del ayuntamiento antes de la ocasión. De eso, más de 11.000 euros se gastaron en oficinas de limpieza profunda y más de 6.000 euros en reemplazar una luz en el vestíbulo.

Un concejal que reveló las cantidades gastadas en Twitter calificó el gasto de “loco”, preguntando por qué el dinero no se destinó a abordar la falta de vivienda en la ciudad.

“No tengo ningún problema con la visita de ellos, pero no puedo soportar este tipo de gastos cuando tenemos los altos niveles de personas sin hogar, las listas de espera en los hospitales (y) mucho más”, escribió el concejal del Sinn Féin, Thomas Gould, junto con una foto de la lista de gastos.

MIRA: Dos monjas gastan US$ 500.000 en Las Vegas

Sin embargo, el consejo defendió los costos y dijo en un comunicado enviado por correo electrónico a CNN que incluía el “reacondicionamiento especializado, pulido y barnizado de más de 260 artículos individuales de bronce por parte de una firma especializada local”.

Agregó que el dinero cubrió “reacondicionamiento, pulido y lacado de las manijas de las puertas, escudos, placas de presión, placas de dedo, accesorios de latón y placas de retroceso.

“Estos artículos no habían sido restaurados desde hace más de 80 años y debían ser renovados, pero el proyecto se adelantó debido a (la) visita de Royal”, dijeron.

Charles y Camilla visitaron Cork en junio y fueron recibidos en el ayuntamiento.

Cork, que a veces se conoce como la “ciudad rebelde” debido a su historia de oposición al gobierno británico, también gastó alrededor de 4.000 euros en “lijar y barnizar”, 4.200 euros en barandas de lavado de energía y casi 14.000 euros en pancartas y carteles para su Mercado Inglés, una atracción permanente que la pareja real recorrió durante su visita.