CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Historias Humanas

En el funeral de un adolescente, un sacerdote condenó el suicidio y “básicamente llamó pecador a nuestro hijo”, dice la madre

Por Holly Yan, Artemis Moshtaghian

(CNN) — Afligidos por la pérdida más trágica que dos padres pudieran soportar, Jeff y Linda Hullibarger esperaban consuelo de la homilía de un sacerdote católico en el funeral de su hijo Maison.

En lugar de eso, el sacerdote dio una conferencia a los cientos de personas que se lamentaban de que el suicidio era incorrecto, y se refirió reiteradamente a que el joven de dieciocho años se quitó la vida.

“Miré a Jeff y pensé: ‘¿Qué está haciendo?’ “, Dijo Linda Hullibarger este domingo.

LEE: Las palabras que debes decir (y no decir) sobre el suicidio

“Tenemos otros cinco niños. Nadie podía creerlo”, dijo Jeff Hullibarger. “Miré a los demás, y todos tenían la misma expresión en sus caras”.

Cuando las palabras del sacerdote abrieron las heridas de la familia de Michigan, Jeff Hullibarger intentó intervenir.

“Después de las primeras veces que dijo esa palabra [suicidio], me acerqué al púlpito y le dije, le susurré al oído: ‘padre, por favor deténgase’. No funcionó”.

“No perdió el ritmo. Siguió adelante”, dijo Jeff. “Dijo esa palabra una y otra vez. Empeoró el peor día de nuestras vidas”.

Insistía en su discurso

Los Hullibarger apenas tuvieron tiempo de procesar la muerte de su hijo, ocurrida este 4 de diciembre, cuando se reunieron con el reverendo Don LaCuesta para hablar sobre lo que querían en la homilía, que se entregaría en la iglesia católica Our Lady of Mount Carmel en Temperance.

“Queríamos que hablara sobre la familia. Queríamos que hablara de amarnos unos a otros, levantarnos unos a otros y ser amables unos con otros. Para eso queríamos ser la homilía”, dijo Linda.

Pero una vez que el sacerdote comenzó a hablar en el funeral del 8 de diciembre, “No se le ocurrió ni una palabra de lo que preguntamos y de lo que hablamos”, dijo Jeff. “Fue poco profesional e inaceptable”, agregó.

Maison Hullibarger jugó para el equipo de fútbol de Bedford High School en Temperance, Michigan.

LaCuesta no había respondido a la solicitud de comentario de CNN este domingo. Pero la Arquidiócesis de Detroit se disculpó con la familia Hullibarger.

“Entendemos que una situación insoportable se hizo aún más difícil, y lo sentimos”, dijo la arquidiócesis en un comunicado.

Dijo que el sacerdote no va a predicar en los funerales en el futuro previsible, y que “las demás homilías serán revisadas por un sacerdote mentor”.

“Además, ha aceptado buscar la ayuda que necesita para convertirse en un ministro más eficaz en estas situaciones difíciles”, dijo la arquidiócesis.

Lo que dijo el sacerdote

Según un ejemplar de la homilía, LaCuesta dijo: “Dios puede perdonar incluso quitarse la vida. De hecho, Dios nos espera con misericordia, siempre con los brazos abiertos… Sí, porque de su misericordia, Dios puede perdonar el suicidio y sanar lo que se ha roto”.

Pero también dijo: “No debemos llamar bien a lo que está mal, correcto a lo incorrecto. Porque somos cristianos, debemos decir lo que sabemos que es verdad: que quitarse la vida va en contra de Dios, que nos hizo, y contra los que nos aman, nuestras vidas no son nuestras. No son nuestras para hacer con ellas lo que nos plazca. Dios nos dio la vida y debemos ser buenos administradores de ese don mientras Dios lo permita”.

El sacerdote también habló sobre las consecuencias del suicidio.

“La finalidad del suicidio empeora las cosas”, dijo LaCuesta. “… Ahora tendrán que superar este dolor por ustedes mismos o con los que tienen cerca y que necesitarán apoyarse en ustedes incluso cuando se apoyen en ellos”.

La madre de Maison dijo que no tenía idea de que el sacerdote pronunciaría una homilía tan radicalmente diferente de lo que la familia acordó.

La familia de Maison Hullibarger dice que el sacerdote usó el funeral de un adolescente para condenar el suicidio.

“Básicamente llamó a nuestro hijo pecador delante de todos”, dijo Linda Hullibarger. “No teníamos idea de que él iba a hacer esto … Hemos sido miembros de la iglesia de toda la vida”.

La Arquidiócesis estaba tratando de ofrecer un mensaje de confianza en la salvación.

“Reconocemos, sin embargo, que la familia quería una homilía basada en cómo vivía su ser querido, y no en cómo había fallecido”, dijo la arquidiócesis.

“También sabemos que la familia fue herida aún más por la decisión del padre de compartir la enseñanza de la Iglesia sobre el suicidio, cuando el énfasis debería haberse puesto más en la cercanía de Dios con los que lloran”.

‘Era un hijo increíble’

Después de la homilía de LaCuesta, se suponía que el sacerdote debía pasarle la palabra a los padres para que pronunciaran sus comentarios, dijo Jeff Hullibarger.

Pero el sacerdote no dejó que los padres hablaran. En cambio, “procedió a finalizar el funeral y comenzó la música“, dijo Linda Hullibarger. “Tuvimos que detener al director de la funeraria porque todos se pusieron de pie”.

El director de la funeraria detuvo la música y los padres pudieron honrar a su hijo como querían que lo recordaran.

“Nos gustaría celebrar la vida de Maison hoy”, dijeron los padres. “Ha tenido un gran impacto en las vidas de muchas personas. Apasionado y obstinado, eso es lo que nos ha gustado de él. Hoy, el mensaje de nuestra familia es para ustedes: por favor, sean amables con los demás. Póngase en contacto con sus seres queridos. Muestren sinceridad en sus acciones. Y amor para siempre incondicionalmente”.

Madeleine Thompson, de CNN, contribuyó a este informe.