CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

California abandona su plan de gravar los mensajes de texto

Por Jackie Wattles

San Francisco (CNN Business) — Gravar los mensajes de texto ya no está entre los planes de los reguladores en California. 

La Comisión de Servicios Públicos de California dijo que un nuevo fallo de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) impide que el estado cobre un impuesto sobre los planes de texto. La entidad esperaba añadir nuevas tarifas mensuales a las facturas de los clientes de internet inalámbrico para aumentar los fondos de programas que brindan conectividad a residentes marginados. Los reguladores debían votar la medida el 10 de enero de 2019.

La FCC puso en duda el futuro del impuesto a los mensajes de texto el 12 de diciembre cuando emitió una nueva regla que determina que este tipo de mensajes constituyen un “servicio de información”, no un “servicio de telecomunicaciones”. La comisionada de Servicios Públicos de California, Carla Peterman, retiró la propuesta “a la luz de la medida tomada por la FCC”.

Los autores de la nueva regulación de la FCC dicen que esta otorgará a los operadores la capacidad de acabar con los mensajes de correo no deseado, mientras que los críticos dicen que podría llevarlos a censurar mensajes. La FCC no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios el domingo.

El impuesto a los mensajes de texto propuesto por la Comisión de Servicios Públicos de California enfrentó una fuerte oposición por parte de grupos comerciales del sector, entre ellos CTIA, que representa a AT&T Mobility, Sprint, y T-Mobile. (AT&T la empresa matriz de CNN.)

El grupo dijo que la propuesta habría creado desigualdad “entre operadores inalámbricos y otros proveedores de servicios de mensajes”, como WhatsApp, iMessage y Skype. En documentos legales, CTIA dijo que el plan era “ilógico, anticompetitivo y perjudicial para los consumidores”.

CTIA no respondió inmediatamente a pedidos de comentarios el domingo.