CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Religión

Jesuitas dan a conocer listas de clérigos acusados de abusar de menores

Por Daniel Burke

(CNN Español) — Dos provincias jesuitas en Estados Unidos publicaron listas de 84 clérigos acusados ​​creíblemente de abusar sexualmente de menores. Son las últimas revelaciones sobre la extensa —y moralmente dañina— crisis de abuso sexual de la Iglesia católica.

Las dos listas, publicadas el lunes por separado por las provincias de Maryland y la zona del Medio Oeste de EE.UU., se divulgan después de las dos listas publicadas el 7 de diciembre por las provincias jesuitas del Oeste y Central / Sur. Una quinta provincia de América del Norte, el Noreste, planea publicar su lista de clérigos acusados ​​el 15 de enero, según un portavoz.

Combinando las cuatro listas públicas, más de 230 jesuitas han sido acusados ​​creíblemente de abusar sexualmente de un menor en Estados Unidos desde la década de 1950, según las provincias. La mayoría de los presuntos abusos ocurrieron hace décadas, antes de que muchas partes de la Iglesia católica en Estados Unidos instituyeran nuevas salvaguardas después del último gran escándalo de abuso sexual en 2002-2003.

“Los jesuitas del Medio Oeste dan este paso en un espíritu de transparencia y reconciliación”, dijo el reverendo Brian G. Paulson. “Al mirar hacia atrás en nuestra historia, los fracasos de la Compañía de Jesús y de la Iglesia para proteger a los encargados de su cuidado llenan nuestros corazones de indignación, tristeza y vergüenza”.

Los expertos que rastrean los abusos y las asignaciones de sacerdotes en la iglesia cuestionaron las listas de los jesuitas y dijeron que omitieron a docenas de sacerdotes acusados ​​de manera creíble.

“Si los jesuitas no incluyen a los tipos que ya conocemos en sus listas, entonces no tengo mucha confianza en que están incluyendo a los que nadie conoce todavía”, dijo Terence McKiernan, presidente y codirector del sitio web de vigilancia BishopAccountability.org.

Cada una de las cuatro provincias dijo que ha pedido a firmas externas que auditen sus archivos y actualizarán sus listas si se presenta más información.

La publicación de las listas de jesuitas de clérigos acusados ​​se produce cuando la Iglesia católica, en Estados Unidos y en todo el mundo, se enfrenta nuevamente a una ola de escándalos que han enfurecido a los fieles, han dañado gravemente la credibilidad moral de la iglesia y han disminuido la confianza del público en el papa Francisco, según encuestas.

El papa convocó una reunión de los principales obispos católicos de todo el mundo del 21 al 24 de febrero en Roma para abordar la crisis.

Diciendo que quieren reconstruir la confianza y aumentar la transparencia, los obispos en 36 diócesis publicaron listas de clérigos acusados ​​de manera creíble desde agosto, cuando un fuerte informe del jurado investigador de Pensilvania acusó a los líderes católicos de hacer la vista gorda ante el abuso de más de 1.000 víctimas por más de 300 clérigos. Hay 197 diócesis en Estados Unidos.

Aparte de esas diócesis, los jesuitas, formalmente conocidos como la Compañía de Jesús, son una de las órdenes de sacerdotes más poderosos del catolicismo, y el papa Francisco es uno sus miembros más famosos. Conocidos por su trabajo misionero y por su énfasis en la educación, los jesuitas han fundado escuelas de preparación y universidades de élite en todo Estados Unidos, donde ahora tienen cerca de 2.200 clérigos.

Si bien los detalles en los informes publicados el lunes son escasos, varios de los miembros del clero acusados ​​en la provincia de Maryland trabajaron en esas escuelas de élite, como Gonzaga College High School, Georgetown Prep y la Universidad Loyola en Maryland. Los informes, que comienzan en la década de 1950, no dicen dónde ocurrió el abuso, solo la década en que se cree que ocurrió.

Algunos defensores de los sobrevivientes de abuso sexual dicen que estas listas autoinformadas no son confiables e incompletas, porque no detallan cuándo se hicieron las acusaciones, dónde ocurrió el abuso o qué se hizo después de que se hizo una acusación.

“Si confían en la veracidad de sus listas y están verdaderamente comprometidos con la total transparencia y la curación de los sobrevivientes, los funcionarios jesuitas deben hacer un seguimiento de esta liberación implorando a los fiscales y funcionarios de la ley que sirven a los estados en el territorio jesuita de Maryland para lanzar investigaciones independientes sobre sus archivos”, dijo Becky Ianni, líder en la rama del área de Washington de la Red de Sobrevivientes de los Abusados ​​por Sacerdotes.

Ninguno de los sacerdotes acusados ​​en la provincia de Maryland permanece en el ministerio activo, dijo la provincia en una declaración, y la última vez que un sacerdote jesuita fue acusado de abusar de un menor fue en 2002.

En 2003, después del último escándalo de abuso a gran escala de la Iglesia católica, la provincia y otros grupos católicos instituyeron una política de “tolerancia cero”, según la cual los sacerdotes acusados ​​de abuso son inmediatamente retirados del ministerio hasta que se investiga la acusación.

En 2011, los jesuitas pagaron un récord de  166,1 millones de dólares a 470 víctimas que sufrieron abusos sexuales y psicológicos cuando eran niños desde la década de 1940 hasta la década de 1990.