CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Inmigración

Madre yemení llega a Estados Unidos para ver por última vez a su hijo moribundo

Por Darran Simon, Dan Simon

San Francisco, California (CNN) — Una madre yemení a quien se le había prohibido viajar a Estados Unidos bajo el decreto presidencial de la Casa Blanca llegó a California para despedirse de su hijo de 2 años.

El Departamento de Estado de Estados Unidos le otorgó esta semana a Shaima Swileh una visa tras pasar más de dos meses lejos de su pequeño hijo, Abdullah. La última vez que lo vio fue el 1 de octubre, cuando su marido, Ali Hassan, de 22 años, lo llevó a Estados Unidos para recibir tratamiento para un problema cerebral genético. Abdullah es el único hijo de la pareja.

Hassan y Abdullah son ciudadanos estadounidenses, pero la prohibición de viajes a países de mayoría musulmana impide el acceso de ciudadanos yemeníes como Swileh al país.

Swileh voló desde Egipto y aterrizó la noche del miércoles en el aeropuerto internacional de San Francisco. Se espera que viaje alrededor de 35 kilómetros hasta el Hospital de Niños Benioff de Oakland de la Universidad de California en San Francisco para reunirse con Abdullah, que está conectado a un sistema artificial.

Esta semana, su esposo hizo un llamamiento público al presidente Donald Trump ya las autoridades consulares para que agilizaran la solicitud de la visa de su esposa para que pudiera ver a su hijo. Hassan le dijo a CNN que Swileh solo quiere ver a su hijo para “darle un beso antes de irse”.

“Se está volviendo loca”, dijo esta semana.

Shaima Swileh llegó a Estados Unidos para ver a su hijo de dos años.

Los médicos le han dicho a Hassan que los pacientes como su hijo suelen estar conectados a un sistema de respiración artificial durante dos o tres semanas, o un mes como máximo. Abdullah ha estado conectado a un ventilador en el Hospital de niños durante más de un mes.

Swileh viajó a Estados Unidos con una visa I-130, que permite la entrada a parientes cercanos de ciudadanos estadounidenses, según Basim Elkarra, director ejecutivo del Consejo de Relaciones Islamico-estadounidenses, de la sección del Valle de Sacramento.

Un esfuerzo de recaudación de fondos está financiando el viaje de la madre y el funeral del niño, según Elkarra.

La prohibición de viajar del presidente Trump, que según el gobierno es una forma de impedir el ingreso de terroristas a Estados Unidos, ha planteado problemas legales. Pero la orden ejecutiva sigue impidiendo que los ciudadanos de Yemen y otros seis países de mayoría musulmana entren al país.

Según el Departamento de Estado, los funcionarios consulares pueden hacer excepciones a la restricción de viajes cuando la expedición de una visa sea de interés nacional, el solicitante no represente una amenaza a la seguridad nacional o pública de Estados Unidos, y la denegación de la visa pueda causar una dificultad”.

Hassan le dijo a CNN el martes que su esposa lo llamó llorando cuando descubrió que se le había concedido la exención ese día.

“Ella estaba, literalmente, llorando de felicidad”, dijo Hassan.

Hassan también dijo que Swileh había estado llorando de tristeza todos los días. Su esposa ya se había perdido una fecha especial en la vida de su hijo: el segundo cumpleaños de Abdullah el sábado.

“Todas las familias deben estar unidas. No hay nadie que deba separarse”, dijo Hassan.

— Dan Simon informó desde San Francisco. Darran Simon escribió desde Atlanta. CNN Nicole Chávez y Eliott C. McLaughlin contribuyeron a este informe.