CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Trump dice que no hay fin para el cierre de Gobierno hasta que se construya el muro fronterizo

Por Kevin Liptak

(CNN Español) — Donald Trump, presidente de Estados Unidos dijo este martes que el Gobierno no reabrirá hasta que se obtenga el financiamiento para su muro fronterizo, y planea ir a la frontera en enero para visitar un nuevo tramo del muro.

“No puedo decirles cuándo se abrirá el gobierno. Puedo decirles que no se abrirá hasta que tengamos un muro, una cerca, como quieran llamarlo”, dijo Trump en la Oficina Oval, después de una llamada navideña con tropas estadounidenses.

Trump repitió una atribución hecha un día antes, sin explicación alguna, de que recientemente había aprobado un muro fronterizo de 185 kilómetros. La Casa Blanca no ha proporcionado más detalles.

MIRA: El muro se va a pagar a sí mismo mensualmente, dice Trump

Dijo que iría al nuevo tramo del muro en enero.

“Se va a construir, con suerte, rápidamente”, dijo. “Iré allí a fines de enero para comenzar la construcción. Es un gran tramo”.

“Casi estamos teniendo una innovación, es una sección muy grande”, dijo.

Trump ha visitado previamente prototipos de pared cerca de la frontera.

Las más grandes mentiras de Donald Trump en 2018

Durante una breve sesión de preguntas y respuestas con los reporteros, Trump también dijo que sigue teniendo confianza en el Secretario del Tesoro Steven Mnuchin, a pesar de la caída de diciembre en el mercado de valores. También advirtió a los demócratas que la supervisión de su gobierno equivaldría a un “hostigamiento presidencial”.

Asimismo, afirmó, sin pruebas, que los empleados federales sin permiso o que trabajan sin paga comprenden su demanda de un muro fronterizo y lo apoyan en su idea.

“Creo que entienden lo que está pasando”, dijo desde la Oficina Oval, donde telefoneaba a las tropas estadounidenses. “Quieren seguridad fronteriza, la gente de este país quiere seguridad fronteriza”, agregó.

“No es una cuestión mía”, continuó. “Preferiría no hacer cierres. He estado en la Casa Blanca. Me encanta la Casa Blanca, pero no pude estar con mi familia. Pensé que sería malo para mí estar con mi familia, mi familia está en Florida, Palm Beach, y simplemente no quería ir y estar allí cuando otras personas están sufriendo”, dijo.

Trump probablemente se refería a sus hijos adultos. Melania Trump, su esposa, regresó a la Casa Blanca este lunes para pasar las vacaciones con él.

El mandatario dijo que muchos trabajadores federales le han dicho que solicite fondos del muro, aunque no proporcionó los nombres ni los puestos de esos empleados.

“Pero muchos de esos trabajadores me dijeron y se comunicaron, manténganse fuera hasta que obtengan los fondos para el muro. Estos trabajadores federales quieren el muro. Los únicos que no quieren el muro son los demócratas, porque no les interesan las fronteras abiertas, pero las fronteras abiertas significan grandes cantidades de delitos”, dijo Donald Trump este martes desde la Casa Blanca.