CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Cine

Estas son las películas y series más satisfactorias de 2018

Por Brian Lowry

(CNN) — Fue un buen año tanto para el cine como para la televisión. Pero en lugar de una lista convencional con “lo mejor”, reconocer las películas y los programas de televisión “más satisfactorios” parecía una forma más completa de rendir homenaje a los proyectos que cumplían o superaban las expectativas.

En ambas categorías se hizo un esfuerzo para representar la amplitud del material disponible, lo que condujo a la inclusión un tanto arbitraria de documentales junto a dramas y especiales únicos con series continuas.

LEE: Las 10 mejores películas y especiales de Navidad que no te puedes perder

En cuanto a tu película o programa favorito, si no está en la lista, asume que se ha cortado por falta de espacio:

Películas

“Black Panther”

“Black Panther”: Hubo varias películas de superhéroes poco valoradas, pero el director Ryan Coogler armó un fenómeno cultural genuino que provocó actuaciones de alto vuelo y convirtió a Wakanda en un reino vivo y creíble.

“Octavo Grado”: Aunque es fácil pensar que no hay nada nuevo en la historia de una niña infeliz lidiando con la adolescencia, el escritor y director Bo Burnham y la estrella Elsie Fisher demostraron que sí.

Ryan Gosling (centro) en ‘First Man’

“First Man”: El director de “La La Land” Damien Chazelle y la estrella Ryan Gosling se reúnen en esta biografía de Neil Armstrong, una técnicamente deslumbrante oda a la tranquilidad y el heroísmo del primer hombre en la Luna y a la valentía de aquellos que dieron la vida ayudando a llevarlo allí.

KiKi Layne y Stephan James en “If Beale Street could talk”.

“If Beale Street Could Talk” y “BlacKkKlansman”: Barry Jenkins convirtió la novela de James Baldwin en una historia de amor desgarradora, mientras que Spike Lee captó una historia de infiltración en el Ku Klux Klan. Lo que las une es la forma en que ambas películas, ambientadas en la década de 1970, se conectan poderosamente con el presente.

‘Los increíbles 2’

“Ralph breaks the Internet”, “Los Increíbles 2”, “Spider-Man: Into the Spider-Verse”: Disney / Pixar presenta dos secuelas animadas de primera categoría (la primera mejor que la original), mientras que el “Spider-Man”, de Sony, da un aire fresco a la animación y un estallido de energía a manera de bienvenida al género de superhéroes.

Yalitza Aparicio, como Cleo, en “Roma”.

“Roma” y “Cold War”: Cada película merece su propio puesto, pero las similitudes entre las películas de Alfonso Cuarón y Pawel Pawlikowski, ambas profundamente personales, en blanco y negro, y con historias de momentos políticos revueltos en su tierra natal, las hacen perfectas para un maridaje lógico e irresistible.

“Three Identical Strangers”

“Three Identical Strangers” y “Won’t You Be My Neighbor?”:  Fue un año excepcional para documentales, y estos representaron dos de los mejores. El primero (de CNN Films) un notable misterio, más extraño que una ficción. El otro, algo que necesitamos ahora, mirar hacia atrás, al presentador de los niños Fred Rogers.

Series de televisión

Keri Russell y Matthew Rhys en “The Americans”

“The Americans”: Poner fin a una larga serie es uno de los desafíos más audaces que enfrentan los productores, y los encargados de este drama de FX sobre espías rusos en la década de 1980 emitieron un final tenso e inspirador que clasifica entre los mejores.

Escena de ‘Better Call Saul’.

“Better Call Saul”: Si “The Americans” demostró cómo finalizar una serie, “Better Call Saul” sigue demostrando cómo mantener una consistentemente interesante, añadiendo nuevas capas hábilmente mientras la precuela “Breaking Bad” muestra el descenso moral gradual del protagonista.

Catherine Keener y Jim Carrey in ‘Kidding’

“Kidding”: Jim Carrey ha vuelto con esta serie extraña, caprichosa y melancólica sobre una estrella de televisión infantil en medio de una crisis existencial.

“Young Sheldon”.

“The Kominsky Method”, “Young Sheldon”: el productor Chuck Lorre puntúa dos veces con estas comedias muy diferentes. La primera narra los caprichos del envejecimiento y la amistad, anclado por Michael Douglas y Alan Arkin; El spin-off de “The Big Bang Theory”, de CBS, se ha vuelto más rico y divertido en su segunda temporada, tocando temas como la religión y desentrañando el calor en una lucha familiar sobre cómo manejar a un niño extraordinario.

“My Brilliant Friend”

“My Brilliant Friend”: Una bella representación de la extraordinaria novela de Elena Ferrante sobre una amistad extraordinaria que transportó a los espectadores de regreso a Italia en la década de 1950. Podría decirse que es el programa del año.

“Springsteen on Broadway”

“Springsteen on Broadway”: La mezcla de historia y canción de Bruce Springsteen -presentada en Broadway como artista favorito- se sintió como un regalo genuino, y la culminación de más de 40 años de relación entre un artista y sus seguidores.

Brian Cox en “Succession”

“Succession”: Lo que parecía un truco sobre papel -una serie de HBO inspirada en la dinastía de medios de Rupert Murdoch- se convirtió en una ventana abierta a la retorcida dinámica de una familia adinerada que lucha por la aprobación de su imperioso patriarca interpretado por Brian Cox.

Hugh Grant en “A Very English Scandal”

“A Very English Scandal”: Hugh Grant y Ben Whishaw fueron excelentes en esta miniserie de tres partes de Amazon, que narra un extraño escándalo político de los años 1960 y 1970, exacerbado por la descarada homofobia de la época.

Bob Saget y Garry Shandling en “The Larry Sanders Show”

“The Zen Diaries of Garry Shandling”: la mirada afectuosa, pero sincera de Judd Apatow hacia su mentor cómico -fundamentalmente de las anotaciones del diario de Shandling- es la visión más esclarecedora que uno se pueda imaginar en un artista brillante pero voluble.