CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Trump se retiró de un enorme acuerdo de comercio. Ahora 11 países seguirán adelante con el tratado sin EE.UU.

Por Katie Lobosco

(CNN) — Un importante acuerdo de 11 países entra en vigencia el domingo, que modifica las reglas comerciales entre las potencias económicas como Japón, Canadá, México y Australia, pero Estados Unidos no será parte de él.

MIRA: Donald Trump vuelve a la carga contra el TPP: “No me gusta el acuerdo”

Eso significa que el jugo de uva de Welch, la carne de cerdo de Tyson y las almendras de California seguirán sujetas a aranceles en Japón, por ejemplo, mientras que los productos de los competidores de los países que participan en el nuevo Acuerdo Integral y Progresivo para la Asociación Transpacífica (CPTPP) estarán eventualmente libres de impuestos.

Japón ofrecerá un alivio arancelario similar a la Unión Europea, en un acuerdo comercial separado que entrará en vigencia el 1 de febrero.

“Nuestros competidores en Australia y Canadá ahora se beneficiarán de esas disposiciones, mientras los agricultores estadounidenses observan impotentes”, dijo el presidente de US Wheat Associates, Vince Peterson, en una audiencia sobre las posibles negociaciones con Japón.

Es lo opuesto a lo que el gobierno de Barack Obama planeó cuando comenzó a negociar la Asociación Transpacífica, conocida como TPP. El acuerdo propuesto, que nunca fue aprobado por el Congreso, formó la columna vertebral de la estrategia estadounidense para contrarrestar la influencia económica china, pero fue una de las primeras cosas que el presidente Donald Trump decidió deshacer cuando asumió el cargo, lo que sacó a Estados Unidos del acuerdo en enero de 2017.

En su lugar, persiguió una serie de acuerdos bilaterales directos, iniciando una guerra comercial con aumentos de aranceles en 250.000 millones de dólares en productos chinos para forzar a Beijing a la mesa de negociaciones. La estrategia ha llevado a una nueva ronda de conversaciones entre Trump y su homólogo Xi Jinping, pero por ahora deja a los productores estadounidenses fuera de acuerdos regionales más amplios con otras naciones de la costa del Pacífico.

MIRA: Chile apuesta por mejorar los acuerdos conseguidos con Japón en el TPP

Los firmantes actuales han dejado abierta la posibilidad de que Estados Unidos y otros países, incluida China, puedan unirse en el futuro si aceptan los términos.

“Están tratando de decir: ‘Estamos avanzando y esperamos que recapaciten en algún momento y se unan a nosotros también'”, dijo Phil Levy, miembro principal del Consejo de Asuntos Globales de Chicago que sirvió como un economista senior para el comercio bajo el presidente George W. Bush.

El retiro del TPP cumplió con un compromiso de campaña para Trump, quien calificó el acuerdo de “desastre” y argumentó que perjudicaría a los trabajadores estadounidenses y la manufactura.

También renegoció el Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte de 1994, reemplazándolo por un acuerdo sucesor, el Acuerdo de Estados Unidos, México y Canadá, que todavía necesita la aprobación del Congreso antes de que pueda entrar en vigencia. Y la administración Trump actualmente está buscando acuerdos bilaterales con la Unión Europea y con Japón.

Los riesgos serán aún mayores ahora que el acuerdo Trans-Pacífico entrará en vigencia, especialmente para los agricultores estadounidenses que estaban ansiosos por aprovechar los mercados más abiertos en el extranjero.

Los aranceles se eliminarán gradualmente durante un período de 15 años en virtud del CPTPP.

Tyson Foods y Welch’s se han quejado ante la Oficina de Representantes de Comercio de EE.UU. acerca de cómo sus productos estarán en una desventaja significativa en todo el mundo si no se toman medidas.

Pero en medio de las crecientes preocupaciones sobre la protección de la propiedad intelectual y el delito cibernético, el elemento más importante del CPTPP puede ser sus nuevas reglas para el comercio digital. Algunos de los cuales se incluyeron en el Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte renegociado por Trump, pero no se aplicarán al comercio de Estados Unidos más allá de México y Canadá por ahora.

La creación de una variedad de estándares a través de una serie de acuerdos comerciales bilaterales y trilaterales podría terminar perjudicando a las pequeñas y medianas empresas estadounidenses que pueden encontrar costoso mantenerse al día con las diferencias.

“El TPP estaba destinado a crear una armonización”, dijo Levy. “Si eres un chico pequeño, eso te ayuda enormemente”.