CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Brasil

Brasil

‘El Trump del trópico’: Bolsonaro de Brasil tendrá mano dura con todo

Por Taylor Barnes

(CNN) — Jair Bolsonaro fue investido este martes como el quinto presidente electo desde que Brasil regresó a la democracia después de la dictadura militar de 1964-85 que el mismo Bolsonaro ha elogiado.

MIRA: Jair Bolsonaro toma posesión como presidente de Brasil el 1 de enero: esto es lo que debes saber

El excapitán del ejército y diputado de extrema derecha, que hizo campaña como outsider de la política y una figura anticorrupción, obtuvo una cómoda victoria en octubre sobre su rival más cercano en una de las contiendas políticas más violentas y polarizantes de la historia de Brasil.

Sus seguidores ven a un líder sensato que drenará el pantano y se enfrentará a la violencia desenfrenada que asola el país. Sus opositores temen que cuatro años de presidencia de Bolsonaro amenacen los derechos humanos y la preservación ecológica en la cuarta democracia más grande del mundo.

Bolsonaro asume su cargo en un país de 200 millones de habitantes que sufre de un prolongado malestar económico, una creciente inseguridad y un gran escándalo de corrupción que sacudió las instituciones políticas y financieras.

Se espera que haya un pequeño número de jefes de Estado extranjeros en la ceremonia, incluidos los presidentes regionales, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y el primer ministro húngaro, Viktor Orban. Agencia Brasil, una agencia estatal, dijo que la lista completa de dignatarios extranjeros no se publicaría antes del evento por razones de seguridad.

MIRA: ¿Cómo cambió Brasil tras la victoria de Jair Bolsonaro en las elecciones presidenciales?

Comparaciones y vínculos con Trump

El secretario de Estado de los EE. UU. Mike Pompeo representará a Estados Unidos en la ceremonia y se espera que discuta sobre la crisis y derechos humanos en Venezuela, Nicaragua y Cuba con el líder entrante.

El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo que las elecciones de Bolsonaro presentaban una “oportunidad histórica de estrechar lazos” entre Washington y Brasilia.

Los intercambios entre la administración Trump y el entrante gobierno brasileño han avanzado mucho antes de que Bolsonaro asuma oficialmente su cargo: el consejero de Seguridad Nacional John Bolton se reunió con el presidente electo en noviembre en Río de Janeiro. Su hijo, el congresista Eduardo Bolsonaro, se reunió con el asesor de la Casa Blanca, Jared Kushner, en Washington ese mismo mes.

Las comparaciones entre el presidente entrante y Trump han abundado, lo que le ha valido a Bolsonaro el apodo de “el Trump del trópico”. Es un ávido usuario de medios sociales, critica públicamente a los principales medios de comunicación que llama “noticias falsas” y ha cultivado seguidores entusiastas entre los conservadores sociales y religiosos de Brasil.

Sin embargo, a diferencia de Trump, Bolsonaro llega al cargo con mucha experiencia política: pasó siete períodos como congresista de Río de Janeiro afiliado a una variedad de partidos políticos. Sin embargo, su condición de forastero significaba que tenía poco que mostrar en esos 27 años: solo dos proyectos de ley que escribió se convirtieron en ley, informó Reuters.

Bolsonaro suele provocar indignación. Una vez, durante una audiencia parlamentaria, le dijo a una congresista que no era digna de ser violada porque era “muy fea”, según informó la televisora brasileña TV Globo en ese momento.

También dijo que preferiría ver a su hijo “morir en un accidente” a que un miembro de su familia fuera homosexual. Bolsonaro se ha comprometido a definir el matrimonio como una unión entre un hombre y una mujer, lo que provocó que el Colegio de Abogados de Brasil aliente a las parejas del mismo sexo a casarse antes de que él asuma el cargo.

Con su fuerte mandato, hay pocos indicios de que Bolsonaro planee retractarse de sus diatribas de extrema derecha, o de su antaño antagonismo con la comunidad de derechos humanos de Brasil. Uno de sus hijos, concejal de la ciudad de Río de Janeiro, compartió un video de las declaraciones incendiarias de su padre días antes de su toma de posesión. En el vídeo se incluía una fotografía de su padre con una camiseta con el lema: “Los derechos humanos: la basura de los criminales“.

MIRA: Brasileños comenzarán el 2019 con la promesa de cambio de Jair Bolsonaro

Revirtiendo la política medioambiental

Al igual que su colega de EE.UU., Bolsonaro ha mostrado su voluntad de retirarse de los acuerdos internacionales y actuar de forma independiente en la escena internacional.

Bolsonaro coqueteó con abandonar el acuerdo climático de París 2015 y retiró la oferta de Brasil de organizar la reunión climática de la ONU 2019 “a la luz del proceso de transición a la administración recientemente electa” y citando preocupaciones presupuestarias.

Su nominado para encabezar el Ministerio de Exteriores de Brasil, Ernesto Araújo, ha calificado los esfuerzos para combatir el cambio climático como un golpe de poder por parte de la izquierda global en su blog titulado “Contra la Globalización”. Bolsonaro también ha dicho que “tenemos que frenar la demarcación de las tierras indígenas”.

MIRA: Jair Bolsonaro inquieta a la liga gay de fútbol de Brasil

Bolsonaro recibió el respaldo del poderoso grupo de agronegocios de Brasil y ha dicho que los agricultores son multados excesivamente por daños ambientales, lo que provocó advertencias de grupos de defensa de que una presidencia del Bolsonaro podría llevar a que los bosques protegidos de Brasil sean un blanco.

“Sus temerarios planes de industrializar el Amazonas en concierto con sectores agroindustriales y mineros brasileños e internacionales provocarán una destrucción incalculable en el bosque tropical más grande del planeta y en las comunidades que lo llaman hogar, y será un desastre para el clima mundial”, dijo Christian Poirier, director del programa Amazon Watch, en un comunicado a CNN.

Política exterior, Israel y migrantes

Bolsonaro también anunció que revocará la firma del Pacto Mundial para la Migración del gobierno saliente, un acuerdo firmado por la mayoría de los estados miembros de la ONU en diciembre y destinado a facilitar la migración ordenada. Araújo, el ministro designado para el exterior, dijo que la inmigración no debe tratarse como un “problema mundial”.

En otro paso en línea con la administración Trump, Bolsonaro ha prometido trasladar la embajada israelí de Brasil en Tel Aviv a Jerusalén, la ciudad disputada por israelíes y palestinos.

“Bolsonaro me dijo que era ‘cuándo, no si’ trasladaría la embajada a Jerusalén”, dijo Netanyahu durante una visita a Río de Janeiro antes de la toma de posesión.

Propiedad de armas

El electorado central de Bolsonaro ha sido durante mucho tiempo férreos defensores de la seguridad pública que creen que las administraciones de izquierda han adoptado un enfoque demasiado blando en un país con una de las tasas de homicidios más altas del mundo.

MIRA: Con Bolsonaro podría cambiar la política ambiental en Brasil

La posesión legal de armas de fuego es muy restringida en Brasil, donde los civiles deben pasar por un largo proceso de solicitud para obtener un arma. Bolsonaro ha prometido flexibilizar las leyes de control de armas, y tuiteó a finales de diciembre que emitirá un decreto presidencial para garantizar a los ciudadanos sin antecedentes penales el derecho a comprar armas de fuego.