CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Educación

Joven se siente acusada de hacer trampa en examen de admisión universitaria porque sus resultados son analizados e involucra a un abogado

Por Hollie Silverman, Tina Burnside

(CNN) — Kamilah Campbell quiere ir a la Universidad Estatal de Florida y especializarse en danza. Tiene un promedio de notas de 3,1 y una vida completa de experiencia en baile.

Pero al obtener un 900 como puntaje en la Prueba de Aptitud Académica (SAT, por sus siglas en inglés) después de su primer intento, Campbell decidió que necesitaba mejorar. Su madre consiguió un tutor, tomó clases en línea y obtuvo una copia de un libro de preparación de The Princeton Review.

Siete meses después, en octubre, la estudiante de bachillerato de Miami Gardens, Florida, volvió a tomar el examen.

Más tarde, cuando recibió un sobre por correo de la compañía de pruebas, se sorprendió al abrirlo.

MIRA: #ElDatoDeHoy: Iowa exigiría a sus alumnos aprobar examen de ciudadanía para graduarse de secundaria

Era una carta. No había resultados.

“Te escribimos porque, según una revisión preliminar, parece haber pruebas sustanciales de que tu puntaje… no es válido”, decía. “Nuestras inquietudes preliminares se basan en la concordancia sustancial entre tus respuestas en una o varias secciones puntuadas de la prueba y las de otras personas que tomaron las pruebas. Las anomalías mencionadas aumentan la preocupación sobre la validez de tus puntuaciones”.

“No hice trampa”

Campbell se sintió acusada de hacer trampa y quiere saber por qué no puede obtener su nuevo puntaje.

Ella cree que su segundo puntaje total fue marcado para darle un análisis especial, porque era mucho mejor que el primero.

Campbell llamó a la compañía, dijo, y un representante le dijo que había combinado 1230 de las secciones de lectura, escritura y lenguaje, matemáticas y ensayo de su segundo trabajo. Un puntaje de 1600 es perfecto.

“No hice trampa. Estudié y me centré para lograr mi sueño”, dijo a los periodistas el miércoles. “Trabajé muy duro e hice todo lo que podía hacer”.

LEE: ¿Puedes pasar el examen de ciudadanía de Meghan Markle?

Un puntaje nunca se marca para un análisis especial por el puntaje obtenido, dijo Zach Goldberg, vocero de The College Board, la compañía que lleva a cabo el SAT. De hecho, los buenos puntajes se celebran.

Pero los puntajes se pueden marcar por varias razones, incluidas las hojas de prueba con respuestas similares o por un incidente que se produzca en el sitio de la prueba, dijo. Goldberg no pudo decir cuántas pruebas se han marcado.

En cuanto al caso de Campbell, “la carta nunca hace referencia al aumento del puntaje como motivo de que se estén revisando”, añadió Goldberg por correo electrónico, señalando que solo comentaría los detalles que el alumno ya había hecho públicos.

“Están dañando su reputación”

El prominente abogado de derechos civiles Ben Crump, graduado de la Universidad Estatal de Florida (FSU), se involucró cuando otros alumnos de la FSU le pidieron ayuda. Dirigirá a Campbell y a su madre para que acepten que The College Board valide su calificación a tiempo para que la acepten en el programa de baile de esa universidad.

La compañía tiene dos semanas para responder a una carta de demanda, dijo en la conferencia de prensa del miércoles. Las revisiones demoran de cuatro a seis semanas, según Goldberg.

MIRA: ¿Cómo le fue al presidente de EE.UU. en su examen médico?

Crump reiteró que creen que el puntaje no se está validando porque Campbell mejoró 330 puntos.

“En lugar de felicitarla y celebrar sus logros, están tratando de dañar su reputación y no vamos a tolerar eso”, dijo.

El superintendente del distrito escolar de Miami-Dade también ha pedido a The College Board que garantice que la investigación sea rápida, dijo la portavoz principal del distrito, calificando la situación como “inquietante”.

“Aunque se trata de una prueba administrada por una entidad privada, y no por las M-DCPS, sentimos la obligación moral de intervenir”, dijo Daisy Gonzalez-Diego.

Campbell y Crump ahora participan en el “procedimiento coherente y establecido de The College Board para evaluar la validez de los puntajes”, dijo Goldberg por correo electrónico. Incluye “la oportunidad de proporcionar información relevante, que se utiliza para ayudar a determinar la validez de los resultados de las pruebas luego de una investigación completa”.

“Al final del proceso de validez del puntaje, solo cancelaremos los puntajes si confiamos en que hay pruebas suficientes para hacerlo”, continuó Goldberg, sin ofrecer un intervalo de tiempo. “Nunca cancelamos puntajes solo por ganancias”.

Michelle Krupa contribuyó con esta historia.