CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Exclusivo

El comando central de Julian Assange para el caos

Crimen

Crimen

Un hombre atacó a una empleada de McDonald’s por una pajilla de plástico y ella respondió

Por Christina Zdanowicz

(CNN) — Una nueva ley sobre las pajillas de plástico tuvo consecuencias inesperadas cuando un hombre atacó a una empleada en una cadena de comida rápida.

El hombre de la Florida acababa de recibir su pedido en un McDonald’s de San Petersburgo el lunes por la noche. Entonces, se molestó cuando no había pajillas de plástico en la zona de condimentos, dijo a CNN la testigo Brenda Biandudi.

El hombre regresó al mostrador y se enfrascó en una acalorada discusión con una empleada sobre las pajillas, dijo Biandudi. Un video muestra cómo se acerca al mostrador y agarra a la empleada.

Al final de la noche, Daniel Taylor, un hombre sin hogar de 40 años, sería arrestado por dos cargos de agresión simplificada, según una declaración jurada del Departamento de Policía de San Petersburgo. Hasta el miércoles por la noche no se había podido contactar con un abogado de Taylor.

El 1 de enero entró en vigor una ordenanza que exige a los clientes que pidan las pajillas. Es una forma de que las empresas se ajusten antes de que entre en vigencia una prohibición de pajillas de plástico de un solo uso en enero de 2020.

Taylor dijo que los empleados no estaban haciendo su trabajo. “Ella le dijo que no se nos permitía tener (pajillas) en el vestíbulo, pero que podía tener una si la pedía. Él dijo que no existía tal ley. Empezó a intercambiar palabras mezcladas con insultos que no voy a repetir”, dijo Biandudi, de 62 años.

“Miré mi cámara y pensé que podría necesitar grabar esto porque había poca gente en la tienda. Tan pronto como se acercó a ella, apreté el botón de grabar. Él alargó la mano e intentó agarrarla y golpearla”, dijo ella.

La discusión, según los reportes, comenzó por las pajillas

Biandudi había entrado al McDonald’s para ir al baño y comprar una bebida cuando escuchó los gritos. Era temprano en la noche en la víspera de Año Nuevo y su hija estaba en la ventanilla para automovilistas para recoger un pedido.

Como se ve en el video, Taylor se inclinó sobre el mostrador y agarró rápidamente por el cuello de la camisa a Yasmine James, que estaba en la caja registradora.

Segundos después, James comenzó a golpear al hombre, golpe tras golpe. Se abrazaron mientras la mujer se defendía. Los puños volaron y también los improperios.

Se escucha a gente que decía “para” y “dejarla ir”. Los empleados tardaron casi 15 segundos en separarlos.

James gritó y maldijo al hombre mientras un colega se la llevaba. Taylor llamó a un empleado varón de McDonald’s para hacerle una pregunta.

James volvió a buscar su teléfono y Taylor gritó: “Quiero que la despidan ahora mismo”.

“No, vas a ir a la cárcel. Tú me pusiste las manos encima primero”, gritó ella.

Taylor le lanzó más insultos y dijo que solo estaba intentando hacer una pregunta. Otro empleado de McDonald’s le pidió que se fuera.

Antes de irse del restaurante, dijo la policía de San Petersburgo, el hombre golpeó en el estómago a otra empleada que estaba cerca de la salida.

James no resultó herida, según la declaración jurada. Tateona Bell, la empleada que recibió una patada, se quejó de dolor después.

En ese momento, Biandudi recibió su orden y salió a donde estaba su hija. Ella dijo que vio como otro empleado finalmente pudo escoltar al hombre afuera.

“Toqué la puerta, señalé mi teléfono y dije que tenía un video y me dejaron entrar. Habían cerrado la puerta cuando sacaron al hombre de la tienda”, dijo Biandudi.

Cuando llegó la policía, habló con los agentes y les dio el video del incidente.

El hombre llamó a la policía

Poco después del incidente, Taylor llamó a la policía para quejarse de que lo golpearon repetidamente en la cabeza, dijo a CNN la vocera policial Sandra Bentil.

“Cuando los agentes llegaron, reconocieron a Taylor del video del McDonald’s y lo arrestaron”, dijo la policía en un comunicado.

Bentil dijo que el motivo del ataque aún está siendo investigado.

McDonald’s está al tanto del incidente y coopera con la policía.

“Nuestra máxima prioridad siempre es la seguridad y el bienestar de nuestros empleados y clientes en nuestros restaurantes. Hemos estado en contacto con el departamento de policía y estamos cooperando plenamente con sus investigaciones”, dijo en un comunicado a CNN Khim Aday, de Comunicación Institucional de McDonald’s.

Biandudi dijo que estaba “muy reacia” a que sus hijos publicaran el video online. Hasta la tarde del miércoles, tenía más de 2,5 millones de visitas en Facebook.

“Sentí que era tan irrespetuoso hablarle a una empleada de ese modo y menospreciarla así”, dijo Biandudi.

“Quiero que todos los empleados de McDonald’s estén a salvo. Creo que actuaron de forma adecuada”, dijo. “Quiero la paz. Quiero que conserven sus puestos de trabajo y que el hombre que reciba ayuda. Todos tenemos que aprender a hablar con la gente en público y mostrarles respeto”.